Las Provincias

UN EQUIPO MÁS COMPLETO

El Valencia Basket 2016-2017 es un equipo mucho más completo en todas las posiciones, seguramente sin un jugador definitivo como era Hamilton pero con muchos más recursos que conforman un equipo más largo, lo que permite un juego más intenso y más reparto en los minutos sin que los cambios signifiquen bajar el listón físico. Para Diot será el año de su proclamación como jugador Top en la Liga, su talento y magia han sido domesticados por el 'coach' Martínez para que tenga más continuidad y no sólo destellos, esa continuidad en la excelencia marcará el camino.

El juego interior ha sufrido cambios significativos, pero desde la dirección deportiva se ha conseguido conjugar las necesidades que requiere el juego que quiere el entrenador, por ejemplo que los cuatros sean una amenaza constante y no sólo por tirar bien de fuera sino por entender el juego y ser excelente pasadores. El juego también va a pasar por ellos por la mejora física con respecto al año pasado. Un caso que hay que seguir tratando con tranquilidad es el de Van Rossom. Todavía está muy lejos del que fue, debemos tener paciencia y apoyarle aunque falle. Una aportación que cabe destacar es la apuesta que hace el club por Jaume Ponsarnau, un entrenador de los que entiende lo que necesita el equipo de él; conoce el juego, es humilde y trabajador. El esfuerzo del club, junto con un poco más de 'suerte' en las lesiones harán que el Valencia Basket esté donde le corresponde, luchando con Madrid y Barça en una Fonteta llena.