Las Provincias

Todo o nada

El Comité Federal del PSOE se reúne hoy en medio de una gravísima crisis en el partido. Crisis que apunta a la ruptura definitiva si los integrantes del órgano máximo de dirección entre congresos no se esmeran aproximando posturas. La reunión del Comité Federal dará inicio al borde de esa ruptura, visto que el secretario general no tiene intención de intervenir tras su comparecencia pública de ayer y que el orden del día sobre las cuestiones a dilucidar sigue en el aire. Lo que ocurra en el cónclave socialista importa a todos los ciudadanos, aunque sus protagonistas estén ya tan encelados por la trifulca que a lo sumo atiendan al recuento de apoyos ciertos y posibles en el listado de afiliados del PSOE. Resulta desconcertante que el Comité Federal del segundo partido del país no sepa a qué atenerse hoy. Que sus miembros tengan que decidirse, antes de nada, sobre los asuntos de los que tratará la reunión. Es el indicador más significativo de la gravedad de la situación. Los más críticos a Pedro Sánchez podrían apurar las posibilidades estatutarias de relevarle provisionalmente en la secretaría general o, en otro caso, someter a debate y votación la eventualidad -siquiera hipotética- de la abstención en un segundo intento de investidura por parte de Rajoy. Los más fieles al actual secretario general reclamarán un orden del día que convoque primarias y congreso a semanas vista, reforzados en sus argumentos por la reducción a mínimos de la Ejecutiva Federal. Será muy difícil que las ventanas de la sede socialista de Ferraz se abran hoy a las preocupaciones reales de la sociedad en su conjunto. La tensión en el seno del socialismo no parece capaz de ir más allá de la disputa de espacios de poder e influencia puertas adentro del partido. A pesar de lo cual el Comité Federal tiene la oportunidad de enderezar el rumbo de la nave reconduciendo las desavenencias hacia un espacio de encuentro mínimo. Un espacio que ofrezca a sus integrantes la oportunidad de resolver si el orden del día ha de versar sobre una ineludible convocatoria congresual o puede revisar la decisión adoptada por dicho órgano de votar no a Rajoy en cualquier caso. El Comité Federal retratará la situación en que se encuentra el PSOE en su conjunto. Una situación ciertamente comprometida después de que Pedro Sánchez atara ayer su destino a lo que resuelva hoy el Comité Federal al que viene invocando desde el 26 de junio.