Las Provincias

La estrategia de González

Con sólo un titular, Felipe González se cargó de un plumazo a Sánchez con un «a mi Sánchez me dijo que en segunda vuelta se abstendría en la votación al PP». Sánchez se enroca y el desconcierto reina en Ferraz. Ni González ni Sánchez son santos de mi devoción. Es más, soy partidario de un Gobierno alternativo al PP. Pero ya escribí que Sánchez debía abstenerse y conseguir resultados haciendo oposición. El país necesita un Gobierno y esta vez tiene que ser el PP. Porque todo este batiburrillo requiere de un orden. Y a partir de ahí empezar de nuevo. El PSOE se ha convertido en un Titanic luchando contra un iceberg. Y el golpe de efecto sufrido por Sánchez debería dejar a cada uno en su sitio.