Las Provincias

EL CISMA

El cisma es una palabra que significa división, o desavenencia, entre los individuos de una misma comunidad. Cismático se refiere a tendencias, ideas, políticas, etc. que promueven el cisma. Asistimos hoy a las grietas que se están produciendo en el seno del PSOE. No solo afecta a quienes militan en el partido centenario, que tantas crisis ha sufrido y de las que ha ido saliendo.

Afecta al equilibrio y maniobrabilidad en el ejercicio del poder y su contra que debe ser la oposición. En todo episodio volcánico la explosión, la lava, las nuevas tierras, o aguas, que quedan en el fondo y el entorno del cono, generan un nuevo paisaje. Asistimos a uno de esos fenómenos. La imagen de la Presidenta del PSOE impidiéndole su paso a la sede y escoltada por dos guardias privados de seguridad, es demoledora. Mal ejemplo de democracia.

Uno no puede más que preguntarse dónde quedan esas declaraciones, a bombo y platillo mediático, acerca de la búsqueda del bienestar de todos. ¿De todos? ¿Son estos los que nos invitan a creer que son partidarios de una coalición por el progreso? ¿O es una coalición por el sillón?

El espectáculo está servido. En el fondo del cráter que quedará, se ha visto como la izquierda se va fraccionando y el sello de su identidad se devalúa a cada instante. Una pena.

¿A favor de quién?

Un depredador espera abajo o quizás en la ladera. Los beneficiados de ese cisma no van a ser los socialistas, ni solo, como se apunta, los conservadores de Ciudadanos y los Populares.

No nos olvidemos del silencio de Podemos que parece esperar la caída y puede preparar la segunda de sus digestiones.

Hace tiempo que no oímos hablar o ver a Alberto Garzón, el nuevo hombre de Izquierda Unida, subsumida en el pantagruélico banquete que se está dando el Sr. Iglesias que por deglutir está deglutiendo también a su alumno Errejón.

Se sabe que la dinámica entre un profesor y un alumno está teñida siempre de cierta diferencia clasista, aunque el alumno haya sido elevado a los altares de la igualdad. Errejón está ahí para ser sacrificado y tildado de culpable de ciertos errores estratégicos.

Podemos avanza. Veremos.