Las Provincias

Desaceleración

El informe trimestral sobre la economía española que publicó ayer el Banco de España minimiza los efectos de la inestabilidad política en el proceso económico, sobre todo gracias a la previsión de haber elaborado unos Presupuestos Generales para el año en curso antes de las primeras elecciones generales del 20-D, lo que ha disminuido los efectos de la falta de gobierno. En todo caso, es obvio -ha señalado el regulador- que cuanto más se tarde en formar gobierno y en poner fin a la incertidumbre, más podría verse afectada la economía española. El supervisor aprovecha para lanzar -y no por primera vez- varias alertas: sin políticas fiscales restrictivas -es decir, recortes- no se cumplirá el objetivo de déficit. También advierte de la desaceleración en la creación de empleo que acompañará a la propia desaceleración económica. El paro bajará en los próximos años, sí, pero por la caída paulatina de la población activa. Mal consuelo.