Las Provincias

SALVAR AL NÁUFRAGO

Las negociaciones están en punto muerto pero quedan muchos vivales que siguen negociando su supervivencia, mientras el déficit del Estado sigue subiendo. Los peces gordos no se ponen de acuerdo y a los besugos, como están en la misma pecera, no les conviene acordar nada. A Pedro Sánchez, invicto en sus derrotas, le están pidiendo los suyos que renuncie, pero lo que él les ofrece son primarias y congresos, que es exactamente lo que no le han pedido. Ahora quiere batirse en duelo, no a primera sangre, sino a últimas deposiciones, con Susana Díaz.

No parece fácil que los que están con el agua al cuello sigan nadando mar adentro, ya que también quieren salvarse, pero lo que hay que salvar es el honrado partido histórico. Líderes que nadie echaba de menos acuden a echarle una mano, mientras él reclama manos libres para conseguir un Gobierno alternativo. Las cosas han ido demasiado lejos, mientras el peligro de unas nuevas elecciones generales se acerca cada vez más.

Los exhonorables Rodrigo Rato y Miguel Blesa comparten banquillo, pero no se puede decir que estén solos en este incómodo asiento: hay otros 63 acusados en el juicio por las 'tarjetas black'. Los jueces, como algunos árbitros de fútbol, suelen ser acusados de tarjeteros cuando le enseñan la cartulina a todo el que comete una falta, pero son más frecuentes en el área de penalti que en el área financiera. Ya sabemos que hay calumnias ciertas y otras que no lo son. De ambos linajes no se libra del Rey abajo nadie.

Ni siquiera el Rey emérito, al que acusa el secretario general de Manos Limpias de ofrecer dos millones de euros en 'cash', por medio del marqués de Mondéjar, por retirar la acusación contra la infanta Cristina. ¿Dónde se esconde la verdad? Quizá siga en un pozo, que es el lugar más seguro incluso para la gente que nos ha salido rana. Que es muy numerosa.