Las Provincias

Coches, tráfico y ecologismo

Giuseppe Grezzi es, de profesión, activista, y su única intencionalidad es ecológica. De manera que todas las actuaciones referentes al tráfico circulatorio de Valencia, las toma en base a su ecologismo. Según Juan Bayona, portavoz de la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de Ciutat Vella, el jueves pasado fue una jornada «muy caótica». Y todo, porque para ¿conmemorar? el Día sin Coche, a nuestro conspicuo concejal se le ocurrió cortar el tráfico de algunas calles. sin previo aviso. No le importan el caos circulatorio, y contradictoriamente a pesar de su ecologismo, el consecuente exceso de polución que esos atascos generaron. Como no le importaron los 6 atropellos de la avenida de Barón de Cárcer, ocurridos en menos de ocho mes, y probablemente como consecuencia del empecinamiento en aislar el entorno del Mercado Central. La ecología -entendida como forma de cuidar el planeta- llevada al extremo, como todo en la vida, se convierte en una obsesión. Los ciudadanos nos merecemos despertar en nuestra área de confort, y no permanecer en el insomnio preocupados pensando en qué nueva 'parida' se le habrá ocurrido a nuestro imprevisible regidor. Este debería ser la solución a nuestros problemas y no 'el problema'. Ya son demasiadas las actuaciones tomadas sin valorar las consecuencias, que al parecer se toman tirando una moneda al aire. Anteriormente todos recordamos los atascos sufridos y padecidos porque a Grezzi se le ocurrió que se podía asfaltar en hora punta, entre otras, la avenida de Pérez Galdós. Respeto, como creo que la mayoría de mis conciudadanos, el interés ecologista de Giuseppe , pero honesta y sinceramente creo que un heterónomo está incapacitado para regir las circunstancias 'circulatorias' de Valencia. El que algunos hayan robado no justifica que debamos soportar su incapacidad.