Las Provincias

La fe en Dios

La fe es un regalo divino, puesto a nuestra disposición por Dios, si fielmente seguimos sus mandamientos; para guiarnos, apoyarnos en la adversidad, y dar sentido a nuestra vida; asentándola sobre roca firme. Pero cuando voy a misa y veo que la mayoría de los feligreses no saben ni recitar las oraciones, cuando veo que se endeudan para que sus hijos tomen la comunión, o se casan por la iglesia a lo grande sin que falte detalle, sin ser conscientes del significado de estas ceremonias, sin un mínimo conocimiento de la Biblia y de los Evangelios, y viven de por vida al margen de la fe, me parecen patéticos. Somos una sociedad entregada al consumismo, sin principios, asentada sobre arenas movedizas, sin personalidad, sin coherencia, en la que del amor y de la solidaridad sólo nos interesa el lazo y el envoltorio, es decir, lo primero de un regalo que se tira al cubo de la basura.