Las Provincias

Turismo sostenible

La afluencia de turistas a España este verano no tiene precedentes. Mientras el turismo europeo descendía en torno al 10% -el de Turquía ha caído el 26,7% y el de Bélgica, el 21,4%-, el incremento del turismo español ha sobrepasado el 10%. Y la ocupación media en agosto ha llegado al 78%, la mayor en lo que va de siglo. Esta situación ha permitido a los empresarios del sector subir el precio de las estancias -un 5% más que el año pasado, hasta los 100 euros diarios-, ganando así en rentabilidad. No debe perderse de vista que este año ha sido excepcional porque, además de haberse superado la crisis económica, la inestabilidad política ha debilitado destinos turísticos que compiten directamente con España: Egipto, Jordania, Turquía, Túnez, Chipre. Es previsible la normalización del mercado en el futuro, por lo que habrá que volver a precios más competitivos cuando sea necesario para que la oferta encuentre una demanda sostenible. Además, el mercado turístico, muy sensible, ha de ser objeto de una renovación permanente. Y en nuestro caso, la lucha contra la excesiva temporalidad requiere continuas reestructuraciones para incrementar la calidad y la variedad de la oferta.