Las Provincias

Marrullería chavista

El régimen bolivariano alardeaba en sus orígenes de que incluía en su Constitución el llamado referéndum revocatorio, por el que el pueblo podía librarse de un presidente que no respondiera a las expectativas. Chávez ganó uno de estos referéndums por más del 59% de los votos. Ahora, su epígono Nicolás Maduro está tratando de impedir otro referéndum revocatorio contra su persona organizado por la alianza opositora venezolana. El Consejo Nacional Electoral, controlado por el chavismo, se niega a celebrarlo antes del 10 de enero, con lo que según la Constitución ya no daría paso a nuevas elecciones sino al reemplazo de Maduro por un vicepresidente, hombre de paja que estaría al frente del país hasta los comicios de 2019; y, además, la firma preceptiva del 20% de los electores deberá lograrse en sólo tres días. La calidad democrática se manifiesta por la manera como el poder gestiona la legalidad, y en este caso es inocultable la propensión autoritaria.