Las Provincias

La llamada esperada

El 10 de octubre el mundo fallero, representado por sus presidentes reunidos en asamblea en el hemiciclo del Ayuntamiento, volverá a vibrar de júbilo cuando el alcalde Joan Ribó abra los sobres que contienen la decisión de los jurados y proceda al nombramiento, vía telefónica, de las falleras mayores de Valencia para 2017. Es la llamada más esperada, sobre todo para las candidatas.

Si todos los años este sencillo acto despierta interés, en esta ocasión se ve aumentado por aquello de que el método de elección se ha modificado al no existir tercera fase; el mismo jurado, como todos saben, es el que selecciona aspirantes a las cortes y falleras mayores de Valencia, cuyo veredicto, sólo cortes de honor, ofrecerán el día 24 en La Fonteta. A partir de ese momento se impondrá el silencio hasta que el alcalde Ribó nombre a las falleras mayores de Valencia, que por otro lado tienen que haber sido ya elegidas de acuerdo con la filosofía que motivó el cambio a siete jurados, y que los mismo guarden sus nombres. Se impone una prudencia altamente arriesgada que puede verse truncada por alguna filtración. Estamos hablando de cerca de 15 días de espera hasta que el alcalde realice la llamada más esperada.

¿Cuántas cosas pueden suceder en estos 15 días? Qué no suceda nada, que es lo que todos deseamos, y que se imponga el mutismo, o que sí haya filtración, se líe la mundial y se comience a señalar a responsables a vuelapluma.

Por otro lado, cabe destacar que se cumplen ahora 36 años de la primera elección democrática de una fallera mayor de Valencia, que se inicia en 1980, entre las trece señoritas que componen la corte de honor. Los nombramientos entonces recayeron en Carmen Dolz Adell y la niña Laura Carsí Vaello, ésta última nombrada jurado de la fallera mayor infantil de Valencia para 2017.

De justicia es recordar que la propuesta del cambio en la elección se debe al fugaz alcalde Martínez Castellanos; proyecto que ratificó la Asamblea de Presidentes y que continúa vigente, aunque con matices.