Las Provincias

Excepcional

Para desconectar, los fines de semana me expongo al contacto de la naturaleza, aunque acabé agotado durante este último. A las ocho me despertó mi hijo para subir al monte en bici, después prosiguieron empinados kilómetros buscando setas. Comimos rápido porque tocaba pescar con los chavales y para rematar un partidito de fútbol. La naturaleza es saludable, y aunque mi cuerpo me pide vagabundaje, me entrego a los míos porque se lo merecen.

Hace unos meses, Pablo Segarra logró por tierras de Cazorla una instantáneade un lince ibérico posado en un árbol. Después de 60 años, la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza ha rebajado el grado de amenaza del peligro crítico de extinción del lince, al pasar de 27 hembras reproductoras en 2002, a 97 en 2015.

España es el país con más espacios protegidos del mundo, y el que más superficie aporta a Europa de biodiversidad con la Red Natura. Pero la Comisión Europea advierte que estamos gestionando mal estos lugares, critica el retraso en la aprobación de planes de ordenación, la falta de infraestructuras públicas y conservación. La Comunitat destaca con sus 22 parques naturales y otros parajes protegidos. La provincia de Alicante tiene el mayor número de parques. Sol y playa como único modelo económico, el Montgó sin revisión, y ningún proyecto de turismo sostenible. Parques de papel como cromos para la afición, esquinazo de la política urbanita al medio rural, y mientras tanto, sólo nos queda perdernos en la emoción de los paisajes y las interioridades del bosque.