Las Provincias

Caramelos

Lo malo de tener padres (o hijos) es verse obligado a defenderlos. El hijo de Trump se ha alineado con su xenofobia. Frente a un tazón de Skittles, un análisis político: «Si tuvieras un tazón de caramelos y te dijera que tres podrían matarte, ¿tomarías un puñado? Este es nuestro problema con los refugiados sirios». Si yo fuera su padre le daría una colleja. ¿De dónde saca que los refugiados son algún tipo de caramelo? Según 'Político', hasta George H. W. Bush (el padre) va a votar a Hillary (lo ha contado una hija de Robert Kennedy). El hijo de Griñán defiende la honradez de su padre. Asegura que nadie podrá probar que se haya apropiado de un solo céntimo (no se le acusa de eso). La cómica Rita Rudner dudaba si comprar un perro o tener un hijo. No sabía si destrozar la alfombra o su vida. Griñán no es el gran corrupto, ¿pero no pueden pensar los padres en que teniéndolos también destrozan las vidas de los hijos y no sólo las suyas?