La operación salida más escalonada

Turistas en el aeropuerto de Valencia. / irene marsilla
Turistas en el aeropuerto de Valencia. / irene marsilla

El inicio de las vacaciones se ha caracterizado por colas de casi una hora para facturar y vuelos con retrasos en el aeropuerto de Valencia Las carreteras de la Comunitat no han soportado grandes retenciones de tráfico

E. GARCÍA/AGENCIAS VALENCIA.

Largas horas esperando a que puedan facturar sus maletas es la situación con la que se encontraron desde el viernes los turistas en el aeropuerto de Valencia.

«La cola llega hasta allí», comentó una mujer a su marido. Los vuelos de ayer destinados a Bruselas, París y Bilbao se caracterizaban por tener grandes filas de personas.

Este verano, los viajeros han decidido pedir fiesta el viernes 28 o el lunes 31 para poder tener unas vacaciones más largas. Por ello, la operación salida comenzó el viernes pasado en el aeropuerto valenciano, donde ya podíamos encontrar gente con sus maletas esperando su turno para poder embarcar. Ayer fue otro día decisivo en esta operación, ya que personas con abanicos y refrescos permanecían quietas por los retrasos.

«Llevamos más de cuarenta minutos esperando y lo que nos queda», afirmó un valenciano que viajaba a París. El avión que iba a la capital francesa llegaba con retraso, y esto provocó que perdiera el vuelo que le llevaba hasta Shanghai. «Ahora supongo que me solucionarán el problema, ya que realmente me han perdido el vuelo porque llegaba más tarde el avión», manifestó el valenciano.

En la tarde de ayer solamente hubo un vuelo con retraso, el de París. Ciudades españolas como Barcelona y Madrid también recibían la llegada de miles de personas que salían desde el aeropuerto.

Entre esos minutos de espera se colaban viajeros que hacían fotos a las inmensas colas que predominaban la sala de «salidas». Franceses, ingleses y españoles ponían rumbo a París, mientras que hacia Bruselas la mayoría eran ingleses. No solo salía gente de Valencia, este primer semestre en la Comunitat se ha incrementado un 18,4% la llegada de turistas extranjeros, según el informe elaborado por la Agència Valenciana del Turisme.

Las carreteras permanecían ayer tranquilas, salvo momentos puntuales en los que se concentraba gran intensidad de tráfico, que poco a poco iba diluyéndose sin causas grandes retenciones.

Por otra parte, el camping contituye también un motor económico en la Comunitat, sobre todo en Castellón. Allí, el 24 % de los 1.737.954 viajeros que llegaron a Castellón en 2016 (un total de 245.000 turistas) se hospedaron en alguno de los 40 cámping que hay en la provincia.

En cuanto a pernoctaciones, la cifra de campistas suponen el 26,37 % del total, es decir 1.978.980 de las más de 7,5 millones de pernoctaciones registradas, ya que la duración de las estancias en este tipo de alojamientos es mayor que el resto de establecimientos hoteleros. Así lo ha recalcado el diputado de Turismo, Andrés Martínez, durante la renovación hoy en Oropesa del convenio de colaboración de la Diputación con la Asociación Provincial de Cámping.

Este acuerdo va dirigido a la puesta en marcha de una línea de acciones en favor de la promoción turística de los cámping en el mercado nacional y extranjero de este subsector «clave para el crecimiento turístico para la provincia», dijo Martínez. El vicepresidente de Turismo ha puesto en valor que la estancia media en cámping es la más alta de los alojamientos, una media de 8,07 días.

Además, los campistas extranjeros son los que presentan una mayor duración en sus estancia media, 11,01 días, superando esta media en los meses de noviembre a marzo.

El 60 % de los campistas que eligen Castellón son residentes en España mientras que el 40 % restante son extranjeros, que representan el 56,73 % de las pernoctaciones.

Fotos

Vídeos