Oltra adeuda siete millones al Consistorio por servicios sociales

Oltra y Ribó, en un acto electoral. / jesús montañana
Oltra y Ribó, en un acto electoral. / jesús montañana

La Generalitat debe diez millones de otros años, aunque el principal agujero es del pasado ejercicio por convenios y otros programas

P. M. VALENCIA.

El documento de ejecución del presupuesto municipal del pasado febrero desveló que las inversiones han arrancado con el mismo ritmo que el pasado ejercicio, con un 8% realizados los dos primeros meses, pero incluye el estado de las deudas de otras Administraciones con el Consistorio. En el apartado de la Generalitat, que suma 10,17 millones de euros, destacan los 6,93 millones de convenios de servicios sociales y otros programas, una responsabilidad de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, con la Conselleria de Igualdad.

La primera cifra corresponde a todos los ejercicios, aunque es el último el que amontona la deuda principal, apreciaron fuentes municipales. Los Ayuntamientos realizan distintos servicios con la financiación de otras Administraciones, como ocurre en este caso. Estas transferencias corrientes no tienen que ver con las inversiones sino que sirven para sostener programas de atención social, tanto de manera directa a familias y colectivos sin recursos como para el funcionamiento de los centros municipales.

La parte principal de los ingresos pendientes para el Ayuntamiento de años anteriores al actual se debe a impuestos y multas. En este último caso hay pendientes 61,3 millones de euros, que corresponden sobre todo a sanciones de tráfico. El Consistorio firmó el pasado año un convenio con la Generalitat para poder embargar cuentas corrientes de conductores empadronados en otros municipios de la Comunitat.

Otro de los apartados llamativos son los 2,54 millones de euros por la demora en la recaudación de la tasa de mesas y sillas de los bares. Esta cifra equivale a la matrícula de un año completo de autorizaciones de locales de hostelería, que este año ronda los 3.500 casos. El gobierno municipal está inmerso en el marcado de las terrazas en el Carmen, para después pasar al barrio de Ruzafa. Aún así, las mismas fuentes destacaron que «una deuda de casi siete millones de euros en convenio de servicios sociales es una cantidad importante para corresponde a un solo año». Al contrario de lo que ocurre con las sanciones de tráfico, estos pagos no prescriben.

Fotos

Vídeos