Oltra abre la puerta a que Casa Caridad recupere las ayudas en su primera visita

La consellera Mónica Oltra juega con una niña de la escuela infantil de Casa Caridad junto al presidente Luis Miralles, ayer. / irene marsilla
La consellera Mónica Oltra juega con una niña de la escuela infantil de Casa Caridad junto al presidente Luis Miralles, ayer. / irene marsilla

La consellera todavía no había acudido a la sede central de una institución a la que el nuevo Consell redujo a casi la mitad la subvención autonómica

DANIEL GUINDO VALENCIA.

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, visitó ayer la sede central de Casa Caridad por primera vez desde que ocupa el departamento de asuntos sociales de la Generalitat, aunque sí acudió en 2015 al albergue y escuela infantil que la entidad inauguró en Benicalap. «Era una visita que tenía pendiente», reconoció ayer. También fue la primera ocasión en la que la vicepresidenta acudió a la sede del paseo de la Pechina desde que esta centenaria institución benéfica viera cómo la subvención autonómica que venía recibiendo se reducía prácticamente a la mitad. Por eso, el presidente de la entidad, Luis Miralles, aprovechó para, después del recorrido por las instalaciones, mantener una reunión con Oltra y solicitarle que la Administración autonómica, al menos, vuelva a aportar una subvención similar a la que venía abonando a Casa Caridad antes de los cambios impulsados por el Gobierno regional, que dejó de otorgar ayudas nominales a entidades tan importantes como Cruz Roja, Cáritas o la propia Casa Caridad. El objetivo, como explicó en su momento Oltra, era el de evitar el «clientelismo» impulsado por el anterior Consell y, en su lugar, se publicitaron convocatorias públicas «para que todo el mundo pueda concurrir», como indicó la consellera. Eso sí, esta decisión no afectó a formaciones sindicales como UGT o CCOO que sí vienen manteniendo las subvenciones nominativas.

Este cambio llevó a que Casa Caridad, por ejemplo, dejara de percibir los 480.000 euros anuales que, por ejemplo, obtuvo de la Generalitat en 2015. El pasado año, la ayuda se quedó en poco más de 220.000 euros pese a que Oltra, cuando analizó el cambio, apuntó que se iba a destinar más dinero, por lo que algunos colectivos iban a recibir una subvención mayor. Sobre ello, Miralles recordó que, por ejemplo, la entidad ha incrementado la plantilla de trabajadores, pasando de 40 a 74, «una plantilla muy medida y estudiada» para los servicios que presta la entidad, y que se resumen en casi un millar de atenciones al día. Así, según fuentes de Casa Caridad, los dos albergues de la institución (Paseo de la Pechina y Benicalap) registran al año unas 33.000 pernoctaciones, mientras que sus comedores sociales reparten unas 320.000 comidas. En las escuelas infantiles atienden a unos 150 niños. Además cuenta con un equipo de unos 250 voluntarios.

LAS CIFRAS

320.000
comidas reparte Casa Caridad en sus comedores sociales a lo largo del año.
33.000
pernoctaciones anuales se registras en los albergues con los que cuenta la institución.
150
niños reciben asistencia en las escuelas infantiles impulsadas por la entidad.

En el encuentro posterior a la visita, y ante la petición del presidente, Oltra abrió la puerta a que la institución incremente las aportaciones que recibe por parte del Consell. Según fuentes del departamento de la vicepresidenta, en la reunión con Miralles se le ofreció e informó de nuevas vías de financiación y de recursos de la conselleria a los que Casa Caridad, por el tipo de servicios que ofrece, puede acceder. Por un lado, se encuentra el denominado Programa Operativos, que permite dar apoyo a programas de inserción sociolaboral, y para el que la conselleria ha incrementado la dotación de los 5,5 millones de euros actuales hasta los 7 de 2018. En este punto, indicaron que es la primera vez que la conselleria gestiona estos fondos europeos y que esto se produce «gracias a la confianza y nuevas relaciones con la Unión Europea». Otro programa al que puede acceder la institución es el de ayudas al voluntariado. El presupuesto, en ese caso, ha pasado de los 170.000 euros de 2015 a unos 400.000 para el próximo ejercicio.

La vicepresidenta sí acudió al centro de Benicalap de la institución al comienzo de la legislatura

Tras la reunión, Miralles se mostró optimista con la posibilidad de recibir más fondos, aunque destacó que el 70% del presupuesto de Casa Caridad procede «de la solidaridad del pueblo valenciano». Aún así destacó la necesidad de completarlo con las ayudas públicas.

Más

Fotos

Vídeos