El oleaje pone en riesgo las dunas construidas este año en El Saler

P. M. VALENCIA

Susto y de los grandes el que se llevaron ayer los vecinos de la Devesa de El Saler, ante una subida del oleaje que puso en riesgo las dunas construidas este mismo año gracias al aporte de arena hecho por la Demarcación de Costas. El mar lamió además la defensa que ejecutó el Ayuntamiento para proteger las viviendas de la urbanización La Casbah.

El primer susto del verano sirvió a los residentes para reafirmarse en la necesidad de que se construyan escolleras. «Las dunas sirven de poco si no se hace nada más», indicaron fuentes de la asociación vecinal La Devesa. La entidad ha pedido también que se construya un arrecife artificial similar al colocado hace años en la playa del Cabanyal.

Todo lo que sea necesario para evitar que los temporales de otoño se lleven por delante la mayor parte del aporte de arena. En una visita realizada a finales de junio, el Delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, dijo que la plantación en las dunas se hará después del verano, una vez finalizada la distribución de 40.000 metros cúbicos de material. Los residentes cuestiona incluso este sistema, dado que no sirve para retener la arena.

Fotos

Vídeos