Olas de hasta tres metros dañan las playas mientras el termómetro cae 10 grados

Dos deportistas desoyen las recomendaciones y se internan en la Malvarrosa en pleno temporal.
Dos deportistas desoyen las recomendaciones y se internan en la Malvarrosa en pleno temporal. / signes

El mar se traga la arena de la Malvarrosa y la fuerza del oleaje causa desperfectos en el litoral de Cullera y Dénia

J. MARRAHÍ/DELEGACIONES VALENCIA.

De los 38 grados que el termómetro alcanzó el miércoles en Carcaixent se pasó ayer a una jornada marcada por cielos encapotados, rachas de viento, lluvia y un temporal marítimo que afectó a algunas playas y obligó a activar alertas. Y todo acompañado por un brusco descenso de las temperaturas con una caída media de 10 grados en la Comunitat, como estimaron fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En la playa de la Malvarrosa, el fuerte oleaje empujó el agua hacia el arenal hasta engullirlo varios metros. Sombrillas y papeleras acabaron desprendidas. Durante la mañana, se midieron olas de casi tres metros que también alcanzaron estas dimensiones en otros muchos puntos del litoral. La marejada fue especialmente intensa entre Valencia y Alicante, área en la que se activo la alerta amarilla por temporal.

Sobre las 10 horas, Emergencias no dudó en alertar a la población. La recomendación era «no acercarse a espigones, paseos marítimos y acantilados por el riesgo de ser arrastrado por el agua».

El temporal afectó entre otras a la playa del Dosel, en Cullera. Fuentes municipales confirmaron daños en varios arenales del municipio que se cuantificarán cuando remita el fuerte oleaje. La presencia todavía de infraestructuras veraniegas como pasarelas o papeleras hizo que algunas acabaran con destrozos por la fuerza que alcanzó el mar.

Como ya sucedió con los históricos temporales del pasado invierno, la Marina volvió a sufrir ayer la violencia del mar. En Les Deveses de Dénia el oleaje se tragó una vez más la playa. A primer hora de la tarde, los pocos metros de arena que separan el mar de las viviendas quedaron cubiertos por agua y las olas rompían junto a los muros.

Según admitieron fuentes municipales, «a poco que cambia el tiempo, el mar se adueña de la zona». A lo largo del día, los técnicos se desplazaron varias veces a Les Deveses para seguir la evolución del temporal y analizar la situación. «De momento, no hay peligro para las viviendas de la zona», indicaron.

En pueblos como Vilafranca, el desplome del termómetro en 24 horas fue de 17 grados. También fue pronunciado en Ontinyent, Fredes, Alcoy o Xàtiva. En Valencia, el mercurio descendió 8 grados, mientras que en poblaciones como Benidorm, Orihuela o Elche las temperaturas entre el jueves y ayer se mantuvieron estables. La lluvia apareció también, pero de manera débil.

Hoy seguirá el cielo nublado, aunque remite el temporal marítimo. Se esperan chubascos matinales en el tercio sur que podrían ser localmente fuertes. Las temperaturas seguirán en caída. En Valencia, el termómetro oscilará entre los 16 y 24 grados.

Fotos

Vídeos