El nuevo AVE 'low cost' llegará a Valencia si hay demanda

El ministro de Fomento, en la presentación de EVA. / EFE/Q. García
El ministro de Fomento, en la presentación de EVA. / EFE/Q. García

El objetivo de Fomento es extender el nuevo servicio ferroviario «al conjunto del país» si sale bien la prueba piloto entre Madrid y Barcelona

D. G.

valencia. El nuevo tren de alta velocidad en el que está trabajando Renfe y que, como prueba piloto, empezará a funcionar entre Madrid y Barcelona el año que viene, también llegará a Valencia. Eso sí, siempre que exista demanda y que esta primera experiencia funcione sin problemas. Así lo confirmaron ayer desde el Ministerio de Fomento después de que el titular del departamento, Íñigo de la Serna, presentara el martes pasado el nuevo concepto de 'smart train' de la compañía, un sistema de alta velocidad bautizado como EVA (las siglas de AVE al revés) y en el que el precio de los billetes será de entre un 20 y un 25% más barato que en los AVE tradicionales, de ahí que se esté empezando a conocer este nuevo modelo como AVE 'low cost'.

Así, a lo largo de 2019, arrancará la prueba piloto de esta modalidad que, además del precio, incluye varias novedades con respecto a la alta velocidad actual. Entre ellas, destaca que no tendrá billete físico, sólo digital; integrará en un mismo tíquet todos los sistemas de transporte y la identificación de pasajeros podrá ser biométrica. «Eva ofrecerá un viaje 100% conectado, con wifi y comunicación online, incluso entre los viajeros para, por ejemplo, compartir ruta a la llegada. Mediante apps, conectará al viajero con el trayecto, informándole sobre el punto en el que se encuentra su viaje, actividades de interés en destino o lugares por donde pasa el tren a través de realidad aumentada», indicaron fuentes de Fomento.

En esta línea, agregaron que «el viaje con EVA será puerta a puerta. Si el viajero quiere, en un único billete integrado dispondrá del tren con todo lo demás: taxi, cercanías, metro, autobús o coche de alquiler. Además, los trenes estarán pensados para adaptarse a distintas modalidades de viaje y con espacios para minigrupos (de 2, 4 o 6 personas)», indicaron.

Sin embargo, en un primer momento EVA entrará en funcionamiento entre Madrid y Barcelona, aunque la idea del Gobierno es «extenderlo al conjunto del país si sale bien la prueba piloto». Además, la compañía estudiará las necesidades de los viajeros y la demanda y, en función de ello, acometerá su implantación en el resto de trayectos.

Fotos

Vídeos