Una nueva plaga ataca a los pinos carrascos en la costa valenciana

Una nueva plaga ataca a los pinos carrascos en la costa valenciana

Los técnicos han detectado síntomas de la fisiopatía, que afecta a las copas de los árboles aunque no provoca la muerte del ejemplar

R. V.

La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente ha detectado la aparición de síntomas de la denominada fisiopatía del pino carrasco en algunas comarcas costeras de la Comunitat, cuyos daños pueden afectar a buena parte de la copa del pino, aunque no suele producir la muerte del arbolado.

Concretamente, los municipios que se han visto afectados por esta sintomatología en los árboles de sus parques o jardines se encuentran en las comarcas de l'Horta y Camp de Túria en la provincia de Valencia; La Plana Alta y Baixa en Castellón y por último en la provincia de Alicante; la Marina Alta y Baixa, el Mitjà y el Baix Vinalopó, la Vega Baja y l'Alacantí.

Los servicios técnicos de la Conselleria de Agricultura han detectado en las últimas semanas la presencia de daños en algunos pinares de Pinus halepensis, pero han detallado en un comunicado que, aunque la sintomatología es muy llamativa, la recuperación del arbolado empieza a producirse al llegar la primavera, que es cuando los árboles comienzan a reparar las hojas perdidas.

La enfermedad provoca la aparición de zonas de hojas secas que adquieren un color marrón

Los daños consisten en la aparición de zonas de hojas secas localizadas en diferentes partes de la copa de los pinos que adquieren un color marrón que se asemeja a un fogonazo y además, suele ser frecuente que, posteriormente, los daños se extiendan al resto del árbol.

Afección foliar

El servicio de ordenación y gestión forestal dependiente de la dirección general de Medio Natural y Evaluación Ambiental ha asegurado que aunque los daños son muy llamativos, se trata de una afección únicamente foliar, por lo que los pinos afectados resisten la afección y la gran mayoría termina por recuperarse.

Han destacado que esta sintomatología solo se ha detectado sobre pinos y los ejemplares con daños siempre son los mismos, lo que parece indicar que se trata de un agente residente en el árbol que se manifiesta cuando se encuentra debilitado por condiciones ambientales.

Como actualmente sigue sin determinarse el agente patógeno que causa estos síntomas, la Conselleria, junto con la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), desarrolla una investigación sobre los pinos afectados y en ellos se ha detectado la llamada Candidatus Phytoplasma Pini, lo que permite pensar que exista una posible relación entre la sintomatología y la presencia del microorganismo.

La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente está realizando un seguimiento de los daños en las zonas afectadas en coordinación con los agentes medioambientales y los ayuntamientos, con el objeto de conocer la evolución de los síntomas y la posible aparición de los mismos en zonas cercanas o en otras comarcas de la Comunitat.

Por ello, la Conselleria ha puesto en marcha una campaña dirigida a ayuntamientos y particulares para informar sobre la aparición de esta fisiopatía.

Fotos

Vídeos