La nueva ley consigue que casi todos los taxis del aeropuerto cobren también con tarjeta

Taxis estacionados frente a la terminal del aeropuerto de Manises. / damian torres
Taxis estacionados frente a la terminal del aeropuerto de Manises. / damian torres

El sector asegura que aún puede haber algún taxista que no ofrezca el servicio, pero son «casos excepcionales» puesto que ya es obligatorio

D. GUINDO

valencia. Hace cerca de un año, LAS PROVINCIAS se hacía eco del malestar de los viajeros que llegaban al aeropuerto de Valencia y, cuando se disponían a coger un taxi, apenas encontraban vehículos dotados con datáfonos para poder pagar la carrera con tarjeta bancaria. Algunos, incluso, aunque contaban con el dispositivo, se negaban a utilizarlo por la comisiones que deben abonar a las entidades bancarias o argumentando falta de cobertura en algunas zonas a la hora de pagar. Esta situación originó que las oficinas de información del aeropuerto sufriese un goteo constante de quejas de turistas que, al no disponer de dinero en efectivo suficiente, no tenían más remedio que utilizar el metro para llegar hasta la ciudad, con lo que la primera imagen percibida dejaba mucho que desear.

A las quejas de los turistas se sumaron las de asociaciones de consumidores como Avacu, ya que otras ciudades turísticas como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca ya obligaban en ese momento a los taxistas a aceptar el pago con tarjeta, cuestión que empezaba a barajar el Consell en la preparación de la futura normativa. Hasta la Agència Valenciana de Turisme solicitó que este servicio fuese obligatorio, al menos, en el aeropuerto.

Un año después, prácticamente la totalidad de los taxis que prestan servicio en el aeropuerto ya cuentan con datáfono, después de que, desde ayer, sea obligatorio. En esta línea, como recordó Fernando del Molino, presidente de la Federación Sindical del Taxi de Valencia y Provincia, a raíz de la polémica suscitada, el sector se concienció de la necesidad de ofrecer este servicio a los usuarios y a lo largo del año ha ido incrementándose el número de taxis con datáfono, aunque a ello ha ayudado también que, desde ayer, sea obligatorio por la nueva Ley del Taxi. «A estas alturas ya había pocos que no tuvieran el servicio; aunque la obligatoriedad ha terminado por convencerles», agregó Del Molino. En esta línea, admitió que «puede haber algún despistado» que todavía no lo haya instalado, pero serán «casos excepcionales y muy concretos, probablemente de gente mayor».

En el aeropuerto, durante la mañana de ayer, este diario pudo comprobar también en la propia parada que la decena de taxistas consultados disponían ya de datáfono. «Nadie se atreve a estar aquí esperando y que venga un cliente que quiera pagar con tarjeta y no tengas datáfono. Te tocaría dar toda la vuelta y ponerte al final otra vez», resumió uno de ellos.

Juan Carlos, otro taxista, apuntó que «puede que haya alguno que todavía no la tenga, como gente mayor que lleva mucho tiempo», pero destacó que, en cualquier caso, «serán muy pocos». En esta línea, añadió que, buena parte del sector, incluso antes de que fuese obligatorio, ya admitía tantos estos dispositivos como el pago a través del teléfono móvil. Juan, otro taxista apostado en la parada del aeropuerto a la espera de clientes, opina que, en la actualidad, el taxista que todavía no disponga de este servicio es «porque el banco todavía no le ha dado el datáfono».

Fotos

Vídeos