El notario acusado de intentar matar a otro: «Estaba fuera de mí. No aguantaba más»

A. RALLO VALENCIA.

«Tenía la sensación de que ya no podía aguantar más». Son las palabras de Gabriel, un notario que trabajaba en Paterna, para explicar los motivos por los que intentó asesinar a su socio al golpearlo con una llave inglesa en la cabeza. «Estaba fuera de mí», añadió durante el interrogatorio del fiscal, que pide tres años y ocho meses de cárcel.

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2013. El agresor invitó a la víctima a su casa con la excusa de enseñarle un libro. Cogió una llave inglesa y, por la espalda, le propinó un golpe en la cabeza. El acusado apuntó que no soportaba cómo la víctima trataba al resto de empleados y proveedores del negocio. Tras el episodio de violencia, no obstante, se produjo una extraña reacción. La víctima pidió que le llevaran urgentemente al hospital. El acusado accedió. Ya en la calle le anticipó que no le denunciaría si le pedía perdón, tal y como supuestamente hizo el procesado. Todo cambió con el paso de las horas. Ahora, su exsocio le pide nueve años de prisión.

Fotos

Vídeos