La nobleza más solidaria se reúne en Valencia

El cardenal Cañizares pasa junto a caballeros de la Orden de Malta, ayer. / avan/m. guallart
El cardenal Cañizares pasa junto a caballeros de la Orden de Malta, ayer. / avan/m. guallart

La Orden de Malta celebra su Capítulo en el PatriarcaLa entidad benéfica y religiosa nombra a nuevos caballeros y damas, además de condecorar a miembros por su colaboración

P. MORENO VALENCIA.

La Orden de Malta se remonta al año 1013 en Jerusalén y cuenta hoy con más de 13.600 miembros repartidos por todo el mundo, donde realizan labores médicas, sociales y asistenciales. Una parte de estos caballeros y damas pertenecen a la Delegación de Valencia y acogieron ayer el Capítulo español, un acto que no se celebraba desde 2011 en el cap i casal.

La iglesia del Patriarca acogió la celebración religiosa y la posterior entrega de condecoraciones. El cardenal Antonio Cañizares ofició la misa en un templo a rebosar por lo especial del evento. «Ha costado mucho que el Capítulo de la Orden vuelva a Valencia, se hace por rotación», indicó uno de los caballeros tras la jornada, que acabó con una comida en el restaurante de la Hípica para 300 personas.

Este acto se celebra siempre en la Candelaria, la festividad que marca el ecuador del invierno. El otro día del calendario marcado para los miembros de la Orden es por San Juan, en esa ocasión siempre en la ciudad de Madrid.

La asociación tiene varios proyectos sociales con mayores, un ropero y una despensa solidaria

Asistieron altas autoridades de la Soberana Orden de Malta, como es el caso del embajador de la misma, Jean-Marie Musy. También la abadesa de las Comendadoras de San Juan de Jerusalén, así como el presidente de la Asamblea Española, Jaime Churruca y Azlor de Aragón, conde de Villalcázar de Sirga.

Durante buena parte del día se reunieron en Valencia destacados miembros de la aristocracia, todos con fuertes vínculos con la antigua orden hospitalaria. Tan remota en el caso de Valencia como la propia Conquista de Jaume I en 1238. Los monjes guerreros que se sumaron a sus tropas recibieron como recompensa las propiedades donde se levantó la actual iglesia de San Juan del Hospital.

Como es habitual en los Capítulos de la Orden, recibieron los hábitos nuevos miembros, que en este caso fueron siete caballeros, de los que cuatro pertenecen a la Delegación de Valencia, además de cuatro nuevas damas a las que se les impusieron lazos. En total, en el cap i casal hay más de 70 personas inscritas en la Orden.

También estuvo en la iglesia del Patriarca el regente del Subpriorato Español de San Jorge y Santiago, José María Moreno de Barreda, así como miembros de la Diputación de la Asamblea y representantes de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro. Acudieron del Consejo de las Órdenes Militares Españolas; Sagrada Orden Constantiniana de San Jorge; Real Maestranza de Caballería de Valencia; Real Hermandad del Santo Cáliz-Cuerpo de la Nobleza Valencia.

Por último había presencia de miembros de entidades benefactoras tales como la Fundación Patrimonio Benéfico Marqués de Dos Aguas; Fundación Gómez Cerezo y Gran Asociación de Beneficencia Domiciliaria de Nuestra Señora de los Desamparados.

Al finalizar la eucaristía recibieron condecoraciones el marqués de Dos Aguas y María Jesús Trenor, ambos por su colaboración con causas de la Orden. También se reconoció la labor de la secretaria de la entidad, Macarena Alegre Alonso. Actualmente, la delegación en Valencia desarrolla seis proyectos sociales, tres dirigidos a mayores sin recursos, con la labor en un centro de día, el proyecto 'Navegando por la Cultura', que ofrece programas interactivos con ordenador, y las vacaciones asistidas que realizan en verano. Los otros son el ropero y la despensa solidaria, destinados a familias en situación precaria.

Fotos

Vídeos