Los niños nacen cuando quieren los médicos

Un estudio de la Universitat concluye que la «posición hegemónica» de los facultativos acaba fijando la fecha de los alumbramientos La organización del sistema sanitario determina que los martes y los miércoles sean los días con más partos

LAURA GARCÉS VALENCIA.

Los martes y los miércoles son los días que más partos se registran en la Comunitat. Las visitas de la cigüeña cada vez son menos frecuentes en sábado o domingo. Y la razón de que así sea, claro está, no puede ser la voluntad de quien va a nacer, ni siquiera la de la madre. La pregunta se hace inevitable: ¿A qué se debe? La respuesta la ofrecen un grupo de profesores de la Universitat de València mediante un estudio que les ha llevado a concluir que la razón es la «posición hegemónica» de los médicos.

La investigación, publicada en la Revista Española de Investigaciones Sociológicas (REIS), lleva la firma de José Manuel Pavía, Francisco G. Morillas Jurado y Josep Lledó. Pavía explicó a LAS PROVINCIAS que la organización del sistema sanitario y la planificación de la actividad son razones de peso. De cierta manera, «nacemos cuando quieren los médicos», si bien matizó que no se puede olvidar que hay «partos inducidos por necesidad».

EVOLUCIÓN

70
En los años 70 del pasado siglo, el 14,7% de los nacimientos tenían lugar en martes.
2000
Entre el año 2000 y el 2009, los partos registrados el segundo día de la semana suponen el 16,9%

Nacer ya no sólo es un proceso biológico aleatorio. Hoy muchos factores culturales y sociales se dan cita en los paritorios. Los profesores citan entre todos los elementos a considerar la gestión de los recursos sanitarios, los riesgos del embarazo, la fatiga de la madre, la adaptación al entorno laboral, la distribución del tiempo de trabajo y el de ocio.

Los dos días centrales de la semana son las jornadas estrella para llegar al mundo. La organización del sistema sanitario parece empujar en esa dirección. Así viene ocurriendo a lo largo de las últimas décadas, periodo en el que se ha observado «un incremento, cada vez mayor». Entre 1970 y 1979, el 14,71% de los nacimientos se registraba en martes, mientras que entre 2000 y 2009 el porcentaje ha pasado al 16,98%.

En los años sesenta, era el domingo el día menos escogido por la cigüeña para visitar el territorio valenciano. Pero de un tiempo a esta parte, tampoco los sábados triunfan. Los cambios culturales han hecho mella.

«A partir de los años 70 se aprecia una caída muy importante de nacimientos los domingos -14,15% en el período 1960-1969 frente al 10,56% en el período 2000-2010-, que se extiende, con mayor intensidad en las últimas dos décadas, a los sábados». En esta cuestión se detiene el profesor Pavía para destacar que la tendencia de los fines de semana es cada vez más evidente: «Ya es importante».

Cuando llega Semana Santa o Navidad las cosas cambian. Martes y miércoles, ya no son los días con mayor número de partos. Ante esta circunstancia los investigadores han podido constatar «cómo, el modo en que la sociedad española organiza sus tiempos de trabajo y de ocio, particularmente en la esfera sanitaria, está modificando significativamente la distribución semanal de los nacimientos».

A todas estas conclusiones han llegado los profesores de la UV «por casualidad». Estaban trabajando en otro asunto que les puso ante los ojos unos datos de nacimientos «tan llamativos», que no dudaron en cambiar de rumbo para estudiar las razones que de un tiempo a esta parte determinan cuándo llegar al mundo.

Fotos

Vídeos