La alerta por nieve sigue activa tras retrasar trenes, cortar carreteras y atrapar a conductores

Una joven pasea con su perro en la localidad castellonense de Vilafranca, ayer / lp
Una joven pasea con su perro en la localidad castellonense de Vilafranca, ayer / lp

Sanidad deja a varios médicos fijos en pueblos de Castellón por las dificultades en el acceso y se registran demoras en dos AVE a Madrid

D. GUINDO VALENCIA.

El temporal de nieve y bajas temperaturas irrumpió de nuevo ayer en la Comunitat y, como ocurriera el viernes, volvió a provocar serios trastornos, especialmente en el ámbito del transporte. Retrasos en los trenes, cortes de carreteras y vehículos atascados se sucedieron en el interior de la Comunitat a lo largo del día, especialmente en las provincias de Valencia y Castellón.

En concreto, cerca de un centenar de carreteras valencianas se vieron afectadas por la climatología adversa. Dos de ellas, la CV-797 que une Alcoy con la Font Roja en la comarca de l'Alcoià, y la CV-363, de Losilla de Aras a la Puebla de San Miguel, en el Rincón de Ademuz, permanecieron cerradas hasta bien entrada la tarde. Dos importantes vías, como la A-3, entre Requena y el límite de la provincia de Valencia, y la A-23 entre Viver y el límite de la provincia de Castellón, también sufrieron limitaciones en la circulación por la nieve. En otras, aunque estaban abiertas al tráfico, se restringía el paso de vehículos pesado como camiones o autobuses y era necesario el uso de cadenas en los turismos. Efectivos coordinados por el Consorcio Provincial de Bomberos tuvieron que llevar a cabo hasta diez rescates de vehículos que habían quedado atrapados por la nieve, en los tramos entre Vistabella y Atzaneta, Atzaneta y Xodos, Benassal y Vilafranca y Morella.

En el caso de los trenes, desde Adif indicaron a LAS PROVINCIAS que se habían visto afectados dos de los AVE que unen Valencia con la capital de España. Al respecto, explicaron que la acumulación de nieve en una zona del trayecto entre Cuenca y Tarancón obligó a que, durante una hora aproximadamente, se redujera la velocidad en ese tramo hasta los 160 kilómetros por hora. Esto hizo que esos dos convoyes registraran un retraso de entre 15 y 20 minutos, siempre según las mismas fuentes. Además, aclararon que adoptar estas limitaciones de velocidad está dentro de la normativa de la red en momentos de inclemencias meteorológicas y exime a la compañía de su compromiso de puntualidad.

Más información del temporal de nieve

Sin embargo, según avanzó la tarde y el trabajo de las máquinas quitanieves comenzaba a dar sus frutos, la situación de las carreteras mejoró y, pasadas las seis y media, ya no quedaba ninguna cortada, a excepción de cuatro kilómetros de la CV-797. Sin embargo, todavía era necesario usar cadenas en una veintena de ellas y, en el resto, era necesario extremar la precaución por la presencia de placas de hielo. Durante todo el día, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantuvo el aviso nivel naranja (riesgo importante) por nevadas en el interior de Castellón y Valencia, mientras que el Centro de Coordinación Emergencias (CCE) de la Generalitat activó la emergencia situación 0, la máxima alerta, por nevadas en las comarcas de Els Ports, l'Alt Maestrat y l'Alcalaten, y en la alicantina de L'Alcoià, mientras que mantenía en nivel naranja en el resto de zonas del interior afectadas por el temporal de nieve.

La nieve también provocó que la Generalitat activara el bloqueo preventivo en los centros sanitarios de la red pública de las localidades castellonenses de Vilafranca del Cid, Ares y Castellfort. Así, un facultativo se quedó en cada municipio hasta que el estado de las carreteras permitió los desplazamientos, según fuentes sanitarias.

Por otra parte, y según Aemet, los registros más significativos se dieron en Vilafranca, con una precipitación acumulada de 21,8 litros por metro cuadrado y un espesor cercano a los 14 centímetros, y en Castellfort (18,7 litros y 15 centímetros). Además, concretaron que, contando la jornada de ayer, la Comunitat acumula en este 2018 hasta once días en los que ha nevado en algún punto de la región (en enero, nevó los días 6, 7, 9, 25, 26, 27 y 28, y en febrero, los días 1, 2, 3 y 4).

Por último, agentes de la Policía Local de Valencia atendieron de madrugada a cinco personas por las bajas temperaturas y las precipitaciones. Dos de ellas fueron trasladadas a albergues municipales y a las otras tres, que rechazaron el traslado, les entregaron mantas.

La alerta sigue activa y se avecina una nueva caída de la temperatura

La Aemet mantiene para hoy el aviso nivel naranja (riesgo importante) en el interior norte de la provincia de Castellón por nevadas y nivel amarillo (riesgo) en la mitad sur, mientras que mañana rebaja ambas zonas hasta el nivel amarillo. Sin embargo, y pese a que la intensidad del temporal empieza a rebajarse, las temperaturas experimentarán un nuevo descenso en los próximos días y la cota de nieve seguirá reduciéndose

Así, por ejemplo, mientras que hoy la cota de nieve se encuentra en 800-900 metros, mañana bajará hasta los 400-600, situación que se mantendrá el miércoles y el jueves. En la ciudad de Valencia, por su parte, de los seis grados de temperatura mínima prevista para hoy, se pasará a los dos del jueves y a apenas un grado el viernes.

.

Fotos

Vídeos