La nieve deja colegios sin clase, retrasos en trenes y carreteras cortadas

Vista de Villagordo del Cabriel nevado. / efe/eusebio calatayud
Vista de Villagordo del Cabriel nevado. / efe/eusebio calatayud

La limitación de velocidad a 160 kilómetros por hora provocó demoras en los AVE

JUAN SANCHIS VALENCIA.

La nieve volvió ayer a hacer acto de presencia en la Comunitat Valenciana. Las comarcas del norte de Castellón y el interior de la provincia de Valencia fueron las más afectadas por una nevada que, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), continuará durante toda la jornada de hoy, aunque con menor intensidad.

La mañana empezó con dificultades en las carreteras valencianas, principalmente de la red autonómica, pero también algunas de la nacional. A las 2.16 horas de la madrugada del lunes la Delegación del Gobierno declaró la situación de preemergencia en las vías estatales de la Comunitat.

Así, se estableció el nivel amarillo (restricción de la circulación para camiones) entre los kilómetros 242 y 297 de la A-3 y entre el 229 y el 275 de la N-III a la altura de Villagordo del Cabriel, pues la nieve estaba dificultando la circulación en estos tramos. En ese momento había once máquinas quitanieves activas en la zona.

El temporal dejó una capa de 23 centímetros de nieve en el interior norte de Castellón

Los problemas del tráfico también se producían en la CV-35 entre Titaguas y Tuéjar por acumulación de nieve que impedían la circulación de vehículos.

Pero las mayores dificultades se concentraban en las comarcas del norte de la provincia de Castellón, donde el temporal dejó una capa de 23 centímetros de nieve en Vilafranca o de 20 en Castellfort.

A primeras horas de la mañana, la N-232 a la altura de Morella tuvo que ser cortada al tráfico de vehículos pesados entre los kilómetros 40 y 63. Además, hubo restricciones de tráfico en la A-23 en Barracas.

Estaban cortadas a media mañana la CV-15 a la altura de Ares del Maestrat; la CV-171, entre Atzaneta del Maestrat y Xodos; la CV-117, entre Morella y Xiva de Morella; CV-12, de Ares del Maestrat a Morella y la CV-121 y 123 a la altura de Olocau del Rey.

Al mismo tiempo había que circular con precaución y cadenas en las carreteras: CV-124, de Forcall a Ares del Maestrat; CV-235, en Sacanyet; CV-241, de Sacanyet a Canales; CV-245, entre Casinos y Altura; CV-390, entre Benagéber y Tuéjar y CV-391, entre Requena y Remedio.

La situación se fue normalizando a lo largo de la jornada. Al cierre de esta edición, se tenía que circular con cadenas en tramos de las localidades de Fredes, Corachar, Herbes, de Morella a Vallibona, de Olocau del Rey a Todolella y de Castellfort a Vilafranca del Cid.

Algunos tramos de Els Ports, l'Alcalatén, la Vall d'Albaida, l'Alacantí y l'Alcoià tenían el aviso de precaución por hielo, por lo que los vehículos pesados tenían que permanecer en el carril derecho con la prohibición de adelantar. Asimismo, en la N-234, en el término de Barracas, el tráfico está restringido a camiones y autobuses.

El temporal afectó también al AVE por las limitaciones de velocidad de hasta 160 kilómetros por hora. Desde Renfe apuntaron que los trenes podían llegar con retrasos de entre 15 y 20 minutos. En cuanto a los de largo recorrido se vio afectado los Alvia Gijón-Castellón y Gijón-Alicante por los cortes de circulación en Asturias.

Por otro lado, cuatro vuelos desviados del aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez por la nieve tuvieron que tomar tierra en el aeródromo de Manises.

La nieve obligó a suspender las clases en los centros de Educación Primaria y Secundaria de las comarcas de Els Ports, el Alt Maestrat, la Plana Alta y Alcalatén, en el interior de la provincia de Castellón, una medida que afectó 530 alumnos. También se cerraron los centros de Racó d'Ademús, Aras de los Olmos, Titaguas y Alpuente, en la provincia de Valencia.

Fotos

Vídeos