El mundo taurino llena la plaza de toros de Valencia para reivindicar el 'bou embolat'

Numerosas personas acceden a la plaza de toros de Valencia, ayer.
Numerosas personas acceden a la plaza de toros de Valencia, ayer. / irene marsilla

Aficionados y peñas exigen al Ayuntamiento que devuelva el toro embolado a las pedanías

TEO PEÑARROJA VALENCIA.

La Federación de Bous al Carrer congregó ayer en la plaza de toros de Valencia a más de 9.000 personas en un acto reivindicativo a favor del toro embolado. La lectura del manifiesto tuvo lugar justo antes del inicio de la tradicional noche de la 'desencaixonà' de la Feria de Julio ante un coso repleto.

El mundo taurino hace tiempo que pelea por mantener sus tradiciones, y valora de forma negativa la gestión del alcalde de Valencia, Joan Ribó, y de la concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello. En una convocatoria interna de las peñas taurinas se manifiesta que «como sea y al precio que sea no podemos dejar que el alcalde Ribó y su concejala Gloria Tello se salgan con su empeño de aniquilar todo lo que huele a toro».

El acto arrancó a las ocho de la tarde. Los presidentes de las peñas taurinas afectadas por la prohibición del toro embolado en las pedanías de Valencia y los presidentes de las entidades de la Unión Taurina de la Comunitat Valenciana firmaron un protocolo titulado 'Comunitat Valenciana, cultura del bou'. El documento tiene tres partes: un manifiesto en favor del 'bou embolat', una historia de la tauromaquia en la Comunitat y un fundamento jurídico de los festejos taurinos. El protocolo se entregó después a representantes del Ayuntamiento y del parlamento autonómico. Con la entrega de este dossier a los representantes públicos, los taurinos pretenden explicarles «el amparo legal que nos otorga la Constitución Española, el Decreto autonómico y nuestro derecho, como el de cualquier español, a que se nos respete».

El acto reivindicativo contó con políticos de distinto signo. Del grupo socialista acudieron Toni Gaspar, José María Ángel, Ana Besalduch y Ramón Vilar; populares como Vicente Betoret, Luis Santamaría, Cristóbal Grau, Beatriz Simón, Félix Crespo y Alberto Mendoza; y los representantes de Ciudadanos Paco Varea y Manolo Camarasa. Compromís ya comunicó con antelación que declinaba acudir al acto.

También participaron los distros Luis Francisco Esplá, Vicente Ruiz 'El Soro', Javier Vázquez, Román, Alberto Gómez, Víctor Manuel Blázquez, Varea, Abel Valls, Fernando Beltrán, Raúl Martí, César Fernández, el ganadero López Gibaja, Cristobal Zaragoza, cirujano jefe de la plaza de toros de Valencia o el humorista Paco Arévalo.

Precisamente Luis Francisco Esplá fue el encargado de leer el manifiesto en el mismo ruedo ante las miles de personas allí congregadas. Con las luces apagadas de la plaza, los representantes de las peñas de los municipios donde está prohibido el bou embolat, toreros y representantes de la Unión Taurina de la Comunidad Valencia desfilaron por la plaza que se ha iluminado con antorchas antes de que se desplegase una pancarta que rezaba: 'La Cultura es de todos'.

La prohibición de Joan Ribó entró en vigor en julio del año pasado y afecta a las quince pedanías de la ciudad de Valencia, muchas de las cuales tenían festejos taurinos de este tipo. «No es sólo por la fiesta», declaró a este medio José Antonio Blanco, presidente de la Unió d'Emboladors de la Comunitat Valenciana. Blanco sostiene que la prohibición también ha hecho resentirse mucho la economía de los pueblos. «Lo normal es que la gente que va al toro por la tarde se quede a cenar para disfrutar por la noche del 'bou embolat'», señaló. Este año, ninguna pedanía excepto Benimàmet ha realizado festejos nocturnos, perjudicando «sobre todo al sector hostelero», como señala Blanco, «aunque también ha afectado a otros».

La elección de la plaza de toros de la capital del Turia y la noche de la 'desencaixonà' como telón de fondo de esta manifestación taurina no son casualidad. «Valencia es una capital que no podemos perder en la defensa de la tauromaquia», asegura un comunicado interno de convocatoria del acto. En este marco, los taurinos quieren dejar claro que una buena parte de la sociedad valenciana «quiere toros».

Más

Fotos

Vídeos