El móvil dispara el fracaso escolar

El pediatra valenciano García-Sala, durante la entrevista. / efe
El pediatra valenciano García-Sala, durante la entrevista. / efe

El pediatra valenciano Fernando García-Sala advierte del peligro de los dispositivos, el problema de la obesidad y los trastornos del sueño Hiperactividad, fobia y tendencia al suicidio, otros riesgos de la adicción

EFE VALENCIA.

La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) advierte del aumento de casos de adicción a los dispositivos móviles, de la saturación de las urgencias por visitas innecesarias y los trastornos de sueño en menores por la falta de atención de sus progenitores.

El pediatra valenciano y nuevo presidente de la Sepeap, Fernando García-Sala, reclama la inclusión en el calendario español de vacunación de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para niños, y de las que se aplican contra el rotavirus y la meningitis B. Una de las principales reivindicaciones de la Sepeap es que la atención pediátrica de los niños se prolongue hasta que cumplan los 18 y no como hasta ahora, a los 15, edad en la que pasan a ser tratados en atención primaria por un médico de familia.

«Los adolescentes de 15 a 18 años están en tierra de nadie», advierte, para añadir que muchos van menos al médico al pasar del pediatra al médico de familia, «al que no conocen». A estos últimos «les viene un poco grande» la atención de este grupo de edad. Defiende una «pediatría integral» donde el profesional sea un «referente en el cuidado», tanto si el niño está enfermo como si no, para hacerles recomendaciones sobre enfermedades de transmisión sexual o evitar embarazos no deseados.

Otro de los «graves problemas» pediátricos actuales es la obesidad en los menores por falta de ejercicio, comida rápida y el sedentarismo al estar «enganchados» a dispositivos móviles, ordenadores y televisión, y que les puede ocasionar problemas cardiovasculares, de diabetes o de hipertensión. La adicción electrónica, advierte, eleva el número de «casos de fracaso escolar y de acoso escolar», así como «hiperactividad, fobias e intentos de suicidio que antes no veíamos».

«Son unas patologías prevalentes de salud mental que están creciendo, son complicadas y requieren la atención del psicólogo o el psiquiatra». El experto en medicina infantil sugiere la idea de un inhibidor doméstico de dispositivos móviles con el fin de que los padres puedan controlarlos.

«A un niño o niña de 15 años no le puedes quitar a la fuerza un móvil cuando ya se lo has consentido desde los 9», sentencia García-Sala, quien se muestra partidario de su prohibición en colegios.

Fotos

Vídeos