Motos con minirradar y control de drogas para cazar a conductores infractores

El ministro del Interior, ayer, observa una de las nuevas motos con minirradar incorporado. / ep
El ministro del Interior, ayer, observa una de las nuevas motos con minirradar incorporado. / ep

Interior dota a la Guardia Civil con casi 300 nuevos vehículos, que estarán ya operativos en Semana Santa, con 15 millones de desplazamientos

ARTURO CHECA VALENCIA.

Nuevas armas contra la delincuencia al volante. Motocicletas de la Guardia Civil de Tráfico equipadas para detectar excesos de velocidad y 'kits-exprés' para comprobar positivos de alcohol y drogas entre los conductores. Coincidiendo con la llegada de la Semana Santa, con más de 15 millones de desplazamientos previstos por carretera a partir del próximo viernes, la Dirección General de Tráfico pone en marcha las llamadas 'patrullas integrales'. Las presentó ayer el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y se trata de motos de la Benemérita (también hay mejoras en coches) que llevan incorporados etilómetros portátiles, tests de drogas y un cinemómetro láser ligero.

En total son 291 las nuevas motos que surcarán estos días las carreteras españolas. Fuentes de la Guardia Civil en la Comunitat aseguraron desconocer por ahora el número exacto de vehículos que se desplegarán en la región. «Ojalá los agentes no tengan que poner ninguna multa. No se trata de recaudar, sino de estar vigilante», argumentó Zoido

En total son 13,7 millones de euros de inversión en los 1.000 etilómetros Safir que podrán hacer la prueba completa de alcohol desde la moto, los 694 lectores portátiles de droga Alere, los 60 cinemómetros portátiles Vololaser y las nueva motos, que se suman a las 1.861 existentes.

Las motos con radar harán controles móviles y notificarán al instante las denuncias

Nacionales y comarcales

La actuación de estas motocicletas se producirá sobre todo en las carreteras secundarias, escenario en el que tienen lugar ocho de cada diez muertes en accidentes de tráfico. Según Interior, los nuevos medios harán que «los controles sean más dinámicos e inmediatos». No necesitarán apoyo de otros equipos y con ellos se evitará la comunicación entre los conductores de dónde están ubicados los controles.

Zoido también destacó la «labor pedagógica» de los nuevos dispositivos, ya que se le notificará la infracción al conductor en el mismo momento y se evitará la «picaresca» de algunos conductores que identifican a otra persona para no perder puntos de su permiso. El ministro calificó de «modelo de vigilancia pionero en Europa», pues en ningún país estos vehículos policiales están dotados con etilómetro, lector de droga y cinemómetro portátil.

Respecto a la reforma de la Ley de Seguridad Vial, el ministro del Interior explicó que todavía está en fase de estudio y consultas con los expertos. «Se están barajando alguna serie de medidas como reducirla velocidad de 100 a 90 km/h en determinado tipos de carreteras (convencionales con 1,50 metros de arcén) como se está haciendo en casi todos los países de nuestro entorno en la Unión Europea. Juan Ignacio Zoido añadio que por ahora «no hay ninguna medida que podamos decir que ya está definida de momento para garantizar mejor la seguridad en nuestras vías de circulación», explicó en su comparecencia ante los medios de comunicación.

Más

Fotos

Vídeos