La mortífera Xylella llega a la Comunitat Valenciana

Olivos centenarios en Castellón./Vicente Lladró
Olivos centenarios en Castellón. / Vicente Lladró

La bacteria acaba con los olivos, almendros, cítricos y vid

Vicente Lladró
VICENTE LLADRÓValencia

El temor se ha convertido en realidad. La bacteria Xylella Fastidiosa ya se ha adentrado en la Comunitat Valenciana. En Guadalest se han detectado los primeros casos de esta enfermedad que ataca sin curación en la actualidad a diversas plantas como la vid, el olivo, el almendro, el ciruelo, el melocotón y el limonero así como otros que no producen frutos, como el laurel.

Hace unas semanas, el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) situó sobre un mapa de la Comunitat Valenciana las áreas con diverso riesgo de infección por la Xylella Fastidiosa en los vegetales sensibles a la misma, que son más de cien especies. Pues bien, ya en Alicante ha aparecido.

La zona de máximo riesgo es la franja más al litoral, donde se ubican mayoritariamente las plantaciones de cítricos, que también pueden ser afectadas por la temida bacteria, no sólo los olivos. La mayor parte de las áreas olivareras quedan enmarcadas por la siguiente franja, de riesgo intermedio, y la más al interior, con riesgo más bajo. Las zonas sin prácticamente riesgo, por ser las más frías, únicamente son pequeños enclaves muy al norte y al oeste de la provincia de Castellón, lindando con Teruel, y también al norte de la de Valencia, en el extremo de Los Serranos y en el Rincón de Ademuz.

El IVIA recordaba que la detección de esta dolencia en Baleares representaba en estos momentos «una de las principales amenazas para importantes cultivos de la Comunitat Valenciana, entre ellos olivos, almendros, cítricos y vid».

Fotos

Vídeos