Montón justifica su desautorización ante el IVO como una «cuestión de gobierno»

Concentración de pacientes y familiares en las puertas del IVO. / juanjo monzó

La consellera asegura que no ha habido cambios sobre la propuesta para la derivación de enfermos de cáncer desde la sanidad pública

LAURA GARCÉS VALENCIA.

«Una cuestión de gobierno». Es la explicación que ayer ofreció la consellera de Sanidad, Carmen Montón, a su desautorización para las negociaciones con la fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO). La semana pasada, en medio de la tensión generada en torno a la búsqueda de acuerdo, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tomó las riendas de unas conversaciones que llegaron a puerto el pasado domingo después de que el jefe del Consell se reuniera con algunos miembros del patronato del IVO que habían mostrado su oposición al acuerdo apoyándose en que habían detectado «irregularidades» en la convocatoria.

Carmen Montón se refirió a la participación de Puig en la negociación ante preguntas de los medios de comunicación que la interrogaron sobre si se consideró desautorizada. La titular del departamento autonómico extendió la responsabilidad de las conversaciones a todo el ejecutivo valenciano en tanto que respondían «a una cuestión lo suficientemente importante para que todos y cada uno de los miembros del Consell estuviéramos participando». Agradeció la labor del presidente y puntualizó que han estado «en constante colaboración».

Puig tomó las riendas tres días después de que Montón dejara claro que no pensaba negociar el concierto para atender a enfermos de cáncer y destacar que la sanidad pública está «perfectamente preparada» para asumir a todos los pacientes. Con sus declaraciones la tensión aumentó y desencadenó la intervención.

El presidente mantuvo conversaciones con dos de los miembros del patronato, Tomás Trenor y Vicente Fontestad, que habían mostrado su oposición a aceptar las condiciones de la Administración en el concurso para la asistencia a enfermos de cáncer por parte de entidades sin ánimo de lucro.

El viernes la Conselleria de Sanidad aseguró que Carmen Montón se había reunido con el presidente del patronato, Antonio Llombart, en busca de un acercamiento de posiciones. A última hora el patronato comunicó que aplazaba la decisión y el domingo tras un encuentro de la consellera, el secretario autonómico y patronos del IVO hubo acuerdo. Ayer, último día del plazo, desde el IVO confirmaron a LAS PROVINCIAS se iba a presentar la documentación.

El instituto médico explicó que adoptó esa decisión una vez «resueltas las cuestiones jurídicas planteadas por el nuevo marco legal propuesto por Sanidad» y que motivaron la oposición inicial. Con el pacto se mantiene el derecho de los pacientes a acceder directamente al centro para ser tratados. Para ello, como explicó el IVO, se ha establecido un procedimiento administrativo de validación por parte de la conselleria que tiene como objetivo garantizar la agilidad y la calidad de los procesos asistenciales. Dicho procedimiento, en cualquier caso, «se deberá resolver en un plazo máximo de 72 horas».

Cómo derivar los pacientes fue la gran diferencia. La propuesta de la Administración, como apuntaron en un primer momento fuentes cercanas al IVO, conllevaba que el paciente fuera remitido por el gerente de su departamento de salud si este lo consideraba tras haber recibido la propuesta del especialista. Esta circunstancia comportaba que antes de todo ello, el enfermo habría pasado por atención primaria, desde donde le remitieron al especialista. Ello llevó a la fundación a sugerir otro modo de derivación que implicara menos tiempo para llegar hasta la fundación. «Sugirieron que el paciente fuera al IVO y este gestionara la admisión, con autorización previa de la Administración, en un plazo de entre 48 y 72 horas».

Ayer la consellera descartó la existencia de modificaciones en el proceso. Según Montón, el IVO ha decidido seguir colaborando con la Generalitat como una entidad sin ánimo de lucro y, desde luego, para nosotros es una satisfacción porque creemos que lo mejor para la atención oncológica es que el IVO no se desenganchara de la red sanitaria pública».

La consellera aclaró que no ha habido «ningún tipo de modificación, ni del pliego de ni de anexo», el pliego «es el mismo y decía claramente que la derivación es a través de la sanidad pública. Simplemente se les ha explicado y creo que ellos, con esa explicación, se han sentido satisfechos y han dado ese paso a seguir colaborando», agregó.

A su juicio, «lo que siempre ha estado encima de la mesa es, por parte de la Generalitat, una voluntad de continuar trabajando y colaborando con ese IVO como entidad sin ánimo de lucro que habíamos conocido durante 40 años los valencianos».

Fotos

Vídeos