Los centros de discapacitados acusan al Consell de imponerles un «copago encubierto»

Protesta de discapacitados. / i. m.
Protesta de discapacitados. / i. m.

La coordinadora critica que la conselleria de Oltra les ofrezca una línea de crédito «para tener que abonar los intereses»

A. CHECA VALENCIA.

El malestar de los centros ocupacionales de atención a los discapacitados con los impagos del Consell no cesa. Y la última denuncia se dirige a una de las columnas vertebrales de las promesas del nuevo Gobierno autonómico: la puesta en marcha de «una especie de copago encubierto cuando se habla de gratuidad». De esta manera califican desde COPAVA, la Coordinadora de recursos de atención a personas con diversidad funcional de la Comunidad Valenciana, la intención de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de sufragar los gastos del casi medio centenar de centros de la Comunitat con una línea de crédito del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

Y es precisamente en esta solución donde los responsables de los centros ven también el problema. «La linea de financiación comporta gastos en intereses que tendrán que abonar las entidades a través de aportaciones de sus usuarios o usuarias», como lamentan desde COPAVA. Justamente el copago que en su llegada al Gobierno se comprometieron a eliminar para los discapacitados, que efectivamente fue retirado, pero que los responsables de los centros consideran ahora que vuelve a ponerse sobre la mesa de manera «encubierta».

La medida del IVF, según el Consell, estaría vigente hasta que se pusiera en marcha el concierto, anunciado inicialmente por la Generalitat para finales de febrero pero pospuesto después, para asegurar ahora que está «ya aprobado» y con una publicación inmediata. Como publicó ayer LAS PROVINCIAS, los centros acumulan ya tres meses de impagos y los profesionales llevan desde diciembre sin recibir su nómina. De hecho, precisamente ayer el director general de Diversidad Funcional convocó a una reunión a COPAVA para la semana que viene, un encuentro que los afectados llevaban casi un mes esperando.

Según los plazos legales que desde el Consell se plantearon a los afectados, el periodo de publicación en el DOGV puede hacer que los conciertos no entren en vigor en lo que queda de año, lo que alargaría la vigencia del crédito del IVF y por tanto la carga de intereses a pagar por los centros. Y la incertidumbre de los establecimientos de atención de los discapacitados no cesa. «¿Cómo vamos a hacer frente a los gastos extra de intereses ? ¿Será una cofinanciación o nos encontramos ante un nuevo copago?», se pregunta el director de uno de estos centros.

Junto a las dudas, surge el desencanto de estos responsables, como subraya este mismo director de un centro ocupacional: «¿Se puede sentir engañada la discapacidad por sus mayores defensores en etapas anteriores? ¿Cómo queda esta manera de hacer política y resolver los problemas que este Consell encumbró como máximos defensores de la discapacidad?».

Antecedentes

Año anterior
El Consell defiende que el crédito del IVF ya se utilizó en 2017 y supuso siete millones para los centros.
Firmas
En 2015, poco antes de que el tripartito llegara al poder, los discapacitados recogieron 600.000 firmas contra el copago.
Manifestación
En 2014, miles de personas se manifestaron contra la medida de la Ley de Dependencia del anterior Consell.

Temas

Consell

Fotos

Vídeos