Más de la mitad de los alumnos de FP dual no cobran nada por su formación en las empresas

Alumnos de FP en una imagen de archivo. /LP
Alumnos de FP en una imagen de archivo. / LP

La remuneración de los que sí tienen becas se sitúa de media en 2,7 euros por hora, muy por debajo del salario mínimo interprofesional

J. BATISTA

valencia. El 53,98% de los alumnos matriculados en ciclos de Formación Profesional dual desde su creación no han recibido ni un euro por su periodo de formación en empresas, pese a que una de las principales diferencias respecto a la modalidad ordinaria es la opción de remunerarles por las prácticas.

Así se desprende del informe facilitado por la Conselleria de Educación en la última comisión de seguimiento del modelo, celebrada la pasada semana tras más de tres años de inactividad, tal y como denunció ayer el sindicato UGT PV, que también facilitó los datos oficiales. La organización reclama, en base al documento, la revisión de la modalidad para aumentar el número de alumnos. También critica la falta de incentivos económicos.

La estadística se refiere a los datos acumulados entre los ejercicios 2013-2014 y 2016-2017, que sumaron 3.999 estudiantes. El 2,05% estuvo en las empresas o administraciones públicas con un contrato y el 43,96% dispuso de una beca. De estos últimos los datos tampoco son muy halagüeños, pues la media de su remuneración, tomando como referencia sólo el 2016-2017, fue de 2,74 euros por hora de práctica, muy por debajo del salario mínimo interprofesional (4,02). En el informe se incluye una gráfica donde se aprecia que 182 de los 532 becados del citado ejercicio percibieron dos euros o menos por hora de trabajo.

También hay diferencia en cuanto a las titularidades. En los centros públicos el porcentaje de alumnos sin remuneración fue, a lo largo de los cursos, del 35%, cifra que en los concertados se elevó al 66%. Con contrato los porcentajes fueron del 3% y del 1% respectivamente.

A juicio del sindicato docente, en los de titularidad privada sería necesario exigir para la firma del concierto una remuneración al menos similar al salario mínimo en lugar de mantener el modelo actual, que la vincula, simplemente, a la existencia de ciclos de FP dual. De hecho la organización reclama que se prohíba en cualquier caso que haya alumnos sin retribución, fijando como cuantía mínima la del parámetro antes citado.

La normativa que regula la modalidad dual llegó con el PP. Más allá de la posibilidad de remunerar las prácticas, la principal diferencia es que se aumenta el tiempo de formación en la empresa respecto a la FP habitual, incluyendo también clases teóricas. En el mejor de los casos se podía alcanzar el 50% del tiempo curricular del estudio.

Sin embargo, la dual no ha terminado de despegar a tenor de los datos. Los 3.999 alumnos acumulados quedan muy lejos de los 80.000 matriculados cada curso en ciclos profesionales de grado medio y superior, los ordinarios.

El sindicato UGT PV planteó en la comisión otras medidas, como que a las 2.000 horas de formación en centros de trabajo típicas de cualquier estudio profesional se le añadan, en la modalidad dual, otras mil basadas en estancias en empresas. Además recordó que está en fase de contratación, por parte de Educación, la realización de un exhaustivo estudio sobre el funcionamiento del modelo, que costará nada menos que medio millón de euros.

Fotos

Vídeos