La ministra garantiza que no habrá políticos en la recepción

D. GUINDO VALENCIA.

Ningún político podrá 'hacerse la foto' con los inmigrantes en su llegada a Valencia. En concreto, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró ayer que en la recepción de los pasajeros de los tres buques que entre el sábado y el domingo llegarán a Valencia no habrá ningún político. En esta línea, tanto el presidente Ximo Puig como la ministra insistieron en la necesidad de preservar la intimidad de las personas trasladadas por los buques. El mandatario de la Generalitat resaltó que «todos debemos ser responsables» y recalcó que deben ser los especialistas los que lleven a cabo esa primera atención de los inmigrantes.

Por otra parte, Calvo volvió a dejar claro que la idea de acoger a los inmigrantes del 'Aquarius' nació del Gobierno central, pese a que fue el alcalde Joan Ribó el que primero hizo público el ofrecimiento de que Valencia recibiera la embarcación. Al respecto, la vicepresidenta del Gobierno dio las gracias a Puig porque, según dijo, «cuando contacté contigo para poder empezar a resolver esta crisis humanitaria que desde el primer momento hemos determinado en el Gobierno de todos los españoles, me dijiste que sí, que tu Gobierno, que Valencia está dispuesta a arrimar el hombro y a afrontar esta situación». Además, agregó: «Ya es sabido por todo el mundo que el presidente Pedro Sánchez me dio instrucciones muy pronto para que pudiésemos afrontar una situación que nos corresponde como país y como una parte importante de Europa».

También hizo referencia a que tanto la Constitución Española como el derecho internacional invitan a la nación a ofrecer esta ayuda humanitaria.

Fotos

Vídeos