El ministerio traslada a la policía y a la inspección 65 casos de acoso escolar grave

El ministerio traslada a la policía y a la inspección 65 casos de acoso escolar grave

EFE VALENCIA.

El teléfono de atención por malos tratos y acoso en los centros escolares que depende del Ministerio de Educación atendió en 2017 1.752 llamadas de la Comunitat, de las que 857 fueron tratadas como casos de acoso escolar. De estos, 44 fueron trasladados a la inspección educativa y 21 a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dada su gravedad.

Las cifras fueron facilitadas ayer por el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, a través de un comunicado. De las víctimas valencianas atendidas por supuesto acoso 407 eran de género masculino y 429 de género femenino. De los 44 casos trasladados a la inspección educativa, 28 procedían de centros públicos, 15 de escuelas concertadas y uno de una privada.

El servicio del Ministerio de Educación, ideado para combatir cualquier tipo de violencia en las aulas, se puso en funcionamiento a finales de 2016. El teléfono (900 018 018) es gratuito y puede ser utilizado por cualquier persona a cualquier hora del día. A nivel estatal se han atendido 23.389 llamadas, de las que 8.630 versaron sobre posibles casos de acoso. 278 se derivaron a los servicios de inspección de las comunidades autónomas.

Procedimiento

Una vez que se recibe una llamada entrante de contenido violento se identifica al interlocutor de acuerdo a su sexo y edad -menor de 14 años, entre 14 y 18 o mayor de edad-. El teleoperador, en posesión de una licenciatura o grado universitario del ámbito de la psicología, procede a su derivación correspondiente, y las que se consideran especialmente graves llegan a la inspección o a los cuerpos policiales.

La media de duración de una de las llamadas reales de acoso es de 21 minutos. La edad más habitual de la víctima oscila entre los 11 y 13 años, y son las madres las que más recurren al servicio.

Fotos

Vídeos