El miedo frena los viajes a Gran Bretaña

Policías patrullan por el puente donde tuvo lugar el atentado.
Policías patrullan por el puente donde tuvo lugar el atentado. / afp

Caen las reservas y se desata la inquietud de padres que envían a sus hijos a estudiar

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

Ya ocurrió en París. Tras los atentados del pasado año el turismo cayó un 20%. Aunque ya se ha recuperado. Y es un fenómeno que los operadores británicos temen que se produzca. De hecho, Londres recibió el año pasado 19 millones de turistas extranjeros.

Desde la Asociación Empresarial de Agencias de Viaje (AEVAV) señalaron que las reservas para los destinos situados en las Islas Británicas han sufrido una brusca caída durante las últimas semanas y se han incrementado las de destinos alternativos.

Los atentados en Manchester, el primero durante el concierto de Ariana Grande en el que murieron algunos adolescentes, y el brutal ataque en un puente de Londres y en una zona de ocio el pasado sábado han causado una honda conmoción. La reacción parece que es la misma que cuando se han producido ataques similares en otros lugares de Europa, como en París.

La secretaria de la asociación, María José Casas, indicó que los clientes en estos momentos estaban pidiendo información sobre otros destinos como Amsterdam o ciudades de países del Este de Europa. Incluso indicó que las reservas para París, otro destino bastante solicitado en verano, han sufrido una disminución significativa.

A todo ello, además, se añade otro factor. En apenas quince días comienzan centenares de cursos de inglés de verano en distintas localidades de las Islas Británicas. Según la Asociación de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce) no se ha producido ninguna cancelación. Pero sí que ha habido llamadas de padres preguntando por la seguridad de sus hijos en esos viajes.

Según explican, estos cursos se reservan con bastantes meses de antelación con una decisión ya meditada y tomada con antelación por lo que es improbable que se produzcan anulaciones a última hora. Lo que no quita la preocupación que puedan sentir los padres ante los recientes acontecimientos y que se trasluce en algunas peticiones de información mostrando la inquietud.

Desde Schola, una entidad que organiza viajes de estudiantes desde Valencia, señalan que las reservas y los viajes organizados se han mantenido sin ningún cambio significativo hasta el momento.

Las agencias de viaje detectan un descenso de la venta de paquetes a corto plazo y la búsqueda de destinos alternativos en otros países europeos

El portavoz de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (Fetave), Vicente Pizcueta, ha señalado que indudablemente en el corto plazo «se van a producir cancelaciones en los viajes de ocio, no en los de negocios». Pero Pizcueta también se mostró convencido de que «quien quiera viajar a Londres lo hará. Quizá lo haga la semana que viene y no ahora, pero la tendencia se recuperará».

Pizcueta explicó también que la cuestión de los cursos de verano es diferente. Resaltó que estas reservas se han hecho con meses de adelanto «y por un hecho de estas características no creemos que se produzca ninguna cancelación».

El portavoz de Fetave señaló que se pueden producir llamadas de padres preocupados por la situación y que quieren saber si sus hijos estarán a salvo, «pero casi más por una cuestión psicológica, no con la idea de cancelar el viaje».

Tanto desde Aseproce como desde Fetave se mostraron confiados en que no se suspenderán viajes organizados para un curso de inglés en Gran Bretaña.

Fotos

Vídeos