Medio Ambiente veta otra prueba deportiva en un parque natural

La conselleria desoye las presiones de PSPV y Compromís y no autoriza la Gegant de Pedra por el Penyagolosa

J. SANCHIS VALENCIA.

La Conselleria de Medio Ambiente ha puesto fin a la incertidumbre. La Gegant de Pedra no discurrirá finalmente por el parque natural del Penyagolosa. El director general de Medio Natural, Toni Marzo, señaló ayer que acaba de emitir un informe favorable a la celebración de esta prueba por un itinerario alternativo al inicialmente previsto por la organización. De esta forma, los corredores no pasarán por el espacio protegido. Tras seis años recorriendo los mismos lugares, ha vetado la celebración de la carrera de bicicletas todo terreno (BTT) por este paraje.

Fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente recalcaron que, pese a que el informe es vinculante, quien decide si se realiza o no la prueba es Presidencia de la Generalitat.

La decisión ha molestado a la organización que no entiende la razón por la que se prohíbe el paso por el parque natural cuando el recorrido es el mismo que en las ediciones anteriores. Manuel Mallol, organizador de la prueba, considera que se trata de una represalia del Consell después de que hace un año se difundiera un vídeo suyo en el que criticaba la política forestal del tripartito. Mallol, que es bombero de profesión, denunció tras el incendio en la Calderona la que considera nula gestión del monte.

Toni Marzo indicó que la nueva dirección del parque ha determinado que se trata de prueba deportiva, una actividad prohibida por el Plan de Ordenación del Recursos Naturales (PORN) del Penyagolosa. Indicó que otros años se había permitido el paso porque se presentó como marcha cicloturista. «El nuevo director-conservador ha concluido que se trata de una prueba deportiva», explicó.

El informe definitivo se ha hecho público cuando sólo faltan dos semanas para que se realice la prueba. Según Mallol, la incertidumbre sobre el recorrido ha provocado que algunos participantes hayan decidido no acudir a la carrera además de diversos quebrantos económicos a la organización.

La Conselleria de Medio Ambiente ha hecho caso omiso a las reclamaciones de los alcaldes de la zona que pedían la celebración de la carrera. Tampoco ha escuchado las peticiones del PSPV y Compromís en el mismo sentido. Con esta decisión la administración autonómica vuelve a endurecer su postura sobre la celebración de estas pruebas después de que anunciara que haría cambios normativos para permitir el paso por los espacios protegidos de la Comunitat.

Fotos

Vídeos