Medio Ambiente deja sin ayudas a la mayoría del monte valenciano

Árboles arrancados por el último temporal que azotó los montes valencianos. / manuel molines
Árboles arrancados por el último temporal que azotó los montes valencianos. / manuel molines

Los propietarios forestales critican que las subvenciones para limpiar los bosques excluyen la mitad de parcelas por no tener más de 274 hectáreas

JUAN SANCHIS VALENCIA.

Han pasado más dos años y medio desde el inicio de la legislatura y la política del Consell en el ámbito forestal está incomodando a los alcaldes de municipios del interior independientemente de su color político y a los distintos colectivos y asociaciones del sector. Al retraso en la aplicación del Plan de Desarrollo Rural (PDR) se suma ahora la forma en la que la administración autonómica se dispone a repartir las ayudas incluidas en este programa y que ascienden a 20 millones de euros durante los próximos dos años.

La Conselleria de Medio Ambiente puede dejar fuera de las ayudas a más de la mitad del monte valenciano, según denuncia la Asociación de Propietarios Forestales de la Comunitat Valenciana (Afocav) a partir del borrador de la orden de concesión de estas subvenciones que tiene que ver la luz durante este mes si se cumplen los plazos inicialmente previstos.

A partir de ahora cualquier actuación que se pretenda realizar en el monte valenciano (desde la extracción de madera hasta la poda o limpieza de matorrales) tendrá que contar con el visto bueno de la Conselleria de Medio Ambiente. Para ello la administración autonómica ha dictaminado la obligatoriedad de los planes de gestión, que hasta ahora sólo debían cumplimentar los titulares de monte público.

Denuncian que la principal traba a la gestión de los montes valencianos «es la propia administración»

Los planes de gestión son un instrumento que tendrán que redactar los propietarios del monte público y privado antes de ejecutar cualquier intervención. En ellos se deberá detallar la programación y el tipo de actividades a realizar y tendrán que contar con el previo visto bueno de la Conselleria de Medio Ambiente.

Es decir, sin tener en vigor estos planes los propietarios no podrán actuar en sus parcelas. Para ayudar a la redacción de estos planes la Conselleria de Medio Ambiente tiene previsto destinar una línea de ayudas de 1,5 millones de euros. Ahora bien, según critica la Afocav, la mayor parte se quedará fuera.

La entidad denuncia que la administración autonómica ha establecido que el tamaño mínimo de una explotación para optar a esta subvención debe ser de 274 hectáreas, cuando la superficie media de una propiedad forestal en la Comunitat es de cinco hectáreas. «La inmensa mayoría no va a poder acceder a las ayudas», aseguró Juan Galiano, presidente de la asociación.

En la orden se establece que los propietarios podrán formar agrupaciones o asociaciones para alcanzar la superficie mínima que permite acceder a las ayudas, pero Galiana criticó que ni aún en estas condiciones las subvenciones serán accesibles para la gran mayoría.

Juan Galiano destacó que en otras comunidades, como en el caso de Cataluña, las ayudas se han concedido proporcionalmente de forma que todos los propietarios se han beneficiado de ellas. «Aquí hemos dejado pasar la oportunidad», señaló.

Tramitación

Además, los propietarios forestales temen los retrasos que pueden producirse en la tramitación de los planes de gestión. Señalaron, en este sentido, que la Conselleria de Medio Ambiente no dispone del suficiente personal para tramitarlos. «Hay alguno que se presentó hace ocho años y todavía no ha recibido el visto bueno de la administración autonómica», aclaró.

Otra de las cuestiones que critican es el retraso en la aplicación del PDR. Este plan, con fondos de la Unión Europa, tenía que estar vigente entre 2014 y 2020, pero a principios de 2018 todavía no se ha puesto en marcha. Los propietarios forestales reconocen, en cualquier caso, que «nunca como hasta ahora se va a destinar tanto dinero al monte valenciano», en referencia a los 20 millones para ayudas que se van a repartir. Galiano explicó que los propietarios no son contrarios a los planes de gestión, pero subrayó que en el caso de que no se agilice la tramitación y se favorezca su elaboración, esta figura va a ser una traba para la ejecución de los trabajos forestales que tanto necesita el monte.

En esta línea, Galiano recordó que «la principal traba para que se realicen actuaciones en los montes valencianos es la propia administración». El presidente de Afocav denunció, y así lo sostuvo en una reunión mantenida antes de las fiestas navideñas con representantes de todos los grupos políticos en Les Corts Valencianes, el obstruccionismo de los actuales gestores de la Conselleria de Medio Ambiente a las tareas de mantenimiento del monte valenciano. «Ni hacen ni dejan hacer», subrayó y recalcó que están frenando las actuaciones «por una cuestión ideológica» actuando sin tener claro un modelo de gestión del territorio forestal en la Comunitat.

Más

Fotos

Vídeos