Medio Ambiente ampliará la capacidad de la desalinizadora de Torrevieja

Un momento de la reunión entre la ministra y el presidente de la Generalitat. / lp
Un momento de la reunión entre la ministra y el presidente de la Generalitat. / lp

Puig se reúne con la ministra y le reclama que tome medidas «contundentes» contra la sequía

VALENCIA.

El Ministerio de Medio Ambiente se plantea aumentar la producción de la desalinizadora de Torrevieja hasta los 120 hectómetros cúbicos. Así lo aseguró ayer el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, tras la reunión que mantuvo el lunes con la titular del departamento, Isabel García Tejerina.

El dirigente murciano indicó que las obras de ampliación de la planta se realizarán simultáneamente a la finalización de los trabajos que están ahora en marcha para que la desalinizadora alcance una producción de 80 hectómetros cúbicos antes del verano, la cantidad máxima para la que fue diseñada. En estos momentos está generando 40 hectómetros.

La desalinizadora de Torrevieja empezó a construirse hace doce años como buque insignia del Programa Agua diseñado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero para traer recursos a la Comunitat tras la derogación del trasvase del Ebro.

La planta tendría que haber estado finalizada en 2009, pero las obras han sufrido varios retrasos que le han hecho perder 55 millones de euros en ayudas de la Unión Europea.

Desde el primer momento los regantes rechazaron su construcción, ya que el agua desalinizada es muy cara para el regadío, además de que contiene demasiado boro para los cultivos. Pero ahora se ha convertido en la única fuente de recursos y los agricultores pueden acceder a ella gracias a las ayudas que concede el Ministerio.

Diseñada inicialmente para una producción de 80 hectómetros cúbicos, la planta puede ampliarse para que su capacidad alcance los 120 que es el proyecto que quiere poner en marcha el Ministerio de Medio Ambiente.

Por otro lado, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se reunió ayer con la ministra de Medio Ambiente con el objeto de reclamarle medidas «contundentes» ante la grave situación de sequía que sufre la Comunitat, especialmente la provincia de Alicante.

Puig señaló, en este sentido, que el planteamiento de la Generalitat «tiene una posición coyuntural respecto a qué medidas de carácter inmediato se pueden ir adaptando y también estructural para garantizar el regadío a corto y largo plazo».

El jefe del Consell apostó, en este sentido, por incrementar la reutilización del agua a través de las depuradoras y la modernización de los regadíos. Entre las medidas que Puig planteó a la ministra se encuentra la de un trasvase urgente y extraordinario del Tajo al Segura.

La petición de una nueva transferencia no cayó demasiado bien en el gobierno castellano-manchego, presidido por el también socialista Emiliano García-Page. La consejera de Fomento, Agustina García Élez, indicó que Puig «se confunde, ya que no se puede seguir pidiendo agua del Tajo».

García Élez resaltó que la Comunitat tiene que utilizar agua del mar, ya que en Castilla-La Mancha «no hay más recursos». «Hay que mirar al océano. Aquí miramos y vemos los pantanos vacíos», especificó.

Precio del agua

La utilización del agua desalinizada para el abastecimiento de la población conllevará un incremento del coste del recibo el próximo año.

Así lo señaló ayer el presidente de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, Adolfo Gallardo, a los alcaldes de los municipios que abastece, entre los que se encuentran cerca de 40 del sur de la provincia de Alicante.

Gallardo indicó que el agua desalada «es mucho más cara que la del trasvase» Tajo-Segura, ya que, entre otros factores, implica el uso de una cantidad elevada de energía eléctrica para su generación.

Hasta ahora la Mancomunidad no ha incrementado el coste gracias a una inyección de once millones del Ministerio de Medio Ambiente para obras de emergencia en el suministro. Pero si la situación de sequía se mantiene se producirá un desequilibrio económico que tendrá que subsanarse con el aumento del precio del agua.

Por otra parte, el agua embalsada en los pantanos sigue bajando. Los del Júcar se encuentran al 25% de su capacidad y los del Segura, al 15%.

Más

Fotos

Vídeos