Médicos piden más atención a domicilio a mayores para liberar los centros de salud

Un paciente se dirige al centro de salud. / Irene Marsilla
Un paciente se dirige al centro de salud. / Irene Marsilla

Una de cada tres consultas que se atienden en los ambulatorios responden a personas mayores de 65 años

L. G. VALENCIA.

Los médicos de atención primaria han fijado su mirada en la asistencia a domicilio a las personas mayores. La Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Svmfyc) ha reivindicado que se «potencie la atención domiciliaria programada», servicio que habitualmente los facultativos defienden como un medio que permite facilitar la vida de estos pacientes al tiempo que disminuye la presión en los centros de salud y contribuye a evitar la repetición de visitas al hospital.

La reivindicación de estos facultativos se produce en un escenario que viene determinado por cifras llamativas. La Memoria de Gestión de 2016, que Sanidad dio a conocer a final de julio, descubre que una de cada tres consultas que se atienden en el centro de salud responde a personas mayores de 65 años. El año pasado el total de las atenciones en primaria fueron 36,1 millones, de los cuales 12,6 respondieron a pacientes del mencionado segmento de población.

El número de consultas a domicilio en el mismo periodo y entre los pacientes del mencionado segmento de población alcanzaron la cifra de 1,2 millones. Ante los resultados registrado el doctor Aurelio Duque, presidente de la Svmfyc, hace hincapié en que «el número de atenciones es creciente» en la misma medida en que va en aumento la población mayor. La Memoria de Gestión de 2016, sólo en el grupo de las personas que ya han cumplido los 99 años, señala que las consultas a domicilio fueron 10.747 el año pasado.

Duque al referirse al modelo que la Svmfyc considera que debería reforzarse considera que se apoya fundamentalmente en «servicios de enfermería y de carácter sociosanitario». Pero con ello, no excluye la participación de los facultativos. Recuerda que la media de atención a domicilio diaria se sitúa en unas cuatro consultas del médico a casa de los enfermos, si bien las del personal de enfermería pueden alcanzar la docena.

El especialista en atención primaria recalca que no se puede olvidar que hay mayores que «van a una residencia, pero también un buen número deciden quedarse en sus casas», circunstancia que les conduce a pensar en la importancia de «potenciar» la atención a domicilio, no sólo en lo que afecta al servicio hospitalario, sino al seguimiento habitual del facultativo de primaria.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las atenciones que requieren las personas mayores responden al seguimiento de las dolencias crónicas que padecen. Esta circunstancia provoca frecuentes recaídas que, como apunta Duque, pueden obtener la respuesta adecuada a través de la atención a domicilio.

Más

Fotos

Vídeos