Médicos critican la improvisación y la falta de presupuesto para operar los sábados

Personal sanitario practica una operación. / lp
Personal sanitario practica una operación. / lp

Los sindicatos de la sanidad recriminan a la conselleria que no aceptara un aumento de la jornada para trabajar por la tarde

MAR GUADALAJARA VALENCIA.

La decisión de la Conselleria de Sanidad y Salud Pública de programar actividad quirúrgica los sábados para reducir las listas de espera no ha dejado indiferentes a los sanitarios de la Comunitat. Ante este repentino anuncio los médicos recuerdan: «desde hace más de dos años llevamos pidiendo que aumenten la jornada por las tardes, algo que si hubieran hecho entonces, igual no tendrían el problema ahora». El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana critica la actuación de Sanidad ante el problema de las listas de espera porque insisten en que es «una decisión tomada muy a la ligera».

La desbordante situación del sistema sanitario valenciano se traduce en un incremento del registro de casi 7.000 enfermos en espera, un total de 66.512 pacientes incluidos en la lista, pendientes de ser operados. Por ello, al conocerse estas últimas cifras de la lista de espera el pasado 2 de agosto, la Conselleria de Sanidad hacía pública el martes su intención de programar operaciones los sábados en los hospitales de la Comunitat. Fue tras una polémica reunión entre la consellera Carmen Montón con los gerentes de los hospitales públicos, a la que no fueron convocados ninguno de los responsables de las concesiones hospitalarias de los cinco centros del conocidos como 'modelo Alzira'.

Los sindicatos consideran que se trata de «un problema estructural», que no es posible solucionar con este tipo de medidas porque «realmente actúan como un parche», tal y como asegura la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-PV, Rosa Atiénzar. Asimismo, Atiénzar explicaba la necesidad de implantar «medidas más amplias, ya que no existe plantilla suficiente para este tipo de acciones».

La falta de recursos y de presupuesto son, sin duda, la principal preocupación de los sanitarios y sindicatos, que ven en la decisión de Sanidad un plan de urgencia necesario para paliar la gravedad del problema al que se enfrenta, sin tener en cuenta el gasto que ello conlleva, ya que la conselleria tiene previsto llevar a cabo la contratación de nuevos equipos médicos para implantar este refuerzo de las operaciones en sábado en los hospitales de la Comunitat. Reforzar la asistencia quirúrgica en fin de semana será uno de los propósitos, además de un incremento del llamado autoconcierto, es decir, el aumento de personal médico propio al que se le pagan horas extra por realizar estas operaciones.

«Parece una decisión tomada para molestar al personal sanitario, una medida que supondrá un gasto porque tendrán que contratar a más médicos, por lo que no creo que sea barato. Habrán pensado que es la mejor solución sin tener en cuenta que ampliar la jornada por las tardes sería más productivo que programar operaciones los sábados», aseguran fuentes del Sindicato Médico de la Comunitat.

Asimismo, otra de las lamentaciones al respecto de esta cuestión por parte de los sindicatos es la falta de información de la Conselleria de Sanidad. «No han informado ni consultado a ningún sindicato; deberían de haberlo consensuado con nosotros», insiste la vicepresidenta de CSIF Sanidad de Valencia, Dolly Prunes. De este modo, los sanitarios y sindicatos recriminan a la administración haber improvisado con la solución a un problema que está saturando el sistema de salud valenciano.

La postura de los facultativos médicos valencianos es clara: «no nos parece oportuno que se pongan en funcionamiento los quirófanos los sábados, ya que es un problema que no está solo en las operaciones sino que aún es más grave en las listas de espera de diagnóstico», explica el Sindicato Médico.

Más

Fotos

Vídeos