Una medalla a toda una vida

Adela Cortina recoge el premio. / Damián torres

La filósofa Adela Cortina, galardonada con el premio de Honor de Cultura | La valenciana agradece el reconocimiento con un discurso marcado por la reivindicación de una sociedad «que luche contra la exclusión»

REDACCIÓN

VALENCIA. '¿Para qué sirve realmente la ética?', una pregunta que muchos se plantean pero también es la cuestión que da título a la obra ganadora del Premio Nacional de Ensayo en 2014. Su autora, una filósofa valenciana que ayer recibió la Medalla de Honor del Consell Valencià de Cultura, Adela Cortina. Para ella, el reto de esta sociedad es «acabar con los excluidos, con la pobreza, con la miseria, con lo que nos está pasando con el medio ambiente», como explicó en su discurso, unos objetivos ambiciosos para los que se necesita «aglutinar las fuerzas».

La valenciana, catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universitat de València, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y directora de la Fundación Étnor, recibió esta Medalla de Honor después de toda una trayectoria dedicada a la escritura. Ha sido autora de muchas publicaciones y obras para la divulgación de la filosofía y la ética, por lo que en su discurso de agradecimiento no pudo pasar por alto la necesidad de «crear un potente capital ético», destacando que «los valores éticos y cívicos son parte del patrimonio cultural» de los valencianos. «Esto es indispensable en nuestro patrimonio cultural, nos va a permitir construir nuestro mundo juntos», dijo la autora en un acto al que asistieron, el rector de la UV, Esteban Morcillo, y el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, y el secretario del CVC, Jesús Huguet, entre otras autoridades.

La galardonada insistió en la falta de abordar temas realmente importantes como «que hay un nivel de pobreza enrome, un nivel de desigualdad enorme» y advirtió que «tendríamos que estar todos poniendo nuestro esfuerzo en eso y lo estamos poniendo en otras cosas». Así, apuesta por «dar razones para la esperanza, por construir y ser constructivos». Por su parte, el conseller Marzà destacó que el reconocimiento a Adela Cortina es «totalmente merecido». Así, señaló que «necesitamos más mujeres como ella porque en un tiempo en el que se echa de menos el debate, se echa de menos el diálogo y la reflexión, es importante tener en cuenta sus palabras para hacer sociedades más justas».

«Construir una sociedad cosmopolita en la que ningún ser humano quede excluido», con esta voluntad daba por concluido su discurso la ganadora de la Medalla de Honor.

Fotos

Vídeos