Los mayores están implicados en uno de cada cuatro accidentes de tráfico

Los automovilistas de más de 75 años destacan por respetar menos las señales de stop, los pasos para peatones o invadir el sentido contrario

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

Una vecina de Alginet se despeñó con su coche hace poco más de una semana, días después de sacarse el carné de conducir con 80 años. Ahora un estudio liderado por la Universitat de València (UV) y su Instituto de Tráfico y Seguridad Vial demuestra que los mayores de 65 años aparecen implicados en uno de cada cuatro accidentes de circulación. Y su presencia en los siniestros va en progresivo aumento.

Para el catedrático de Seguridad Vial Luis Montoro, que firma la investigación junto a otros expertos, algunos de los datos son «preocupantes». Asegura que las personas de edad avanzada «destacan entre quienes están en riesgo de verse implicados en accidentes, tanto como conductores como peatones». Y su previsión es que el problema «se acreciente con los años, dado que cada vez aumenta más la esperanza de vida y la movilidad».

Para el análisis se han analizado más de 73.000 accidentes ocurridos entre 2011 y 2015. Y se detecta que la presencia de mayores en accidentes con víctimas va en progresivo incremento hasta su implicación en el 23% de los siniestros durante el último año analizado.

En términos absolutos, las provincias con más porcentaje de personas mayores implicadas en accidentes son Barcelona y Madrid, que a su vez son aquellas con mayor número de víctimas. Los mayores índices de fallecidos se aprecian en Navarra, Murcia y Extremadura. En la Comunitat, un 4,5% de los mayores perdieron la vida en los siniestros analizados, mientras que un 12% sufrió heridas graves y el 82% restante, lesiones leves.

Una de las preguntas clave es si el paso de los años nos convierte en conductores más peligrosos por la pérdida de facultades. La investigación de la UV muestra que el 61% de los conductores mayores involucrados en los siniestros había cometido alguna infracción, es decir, tuvo cierto grado de culpa, frente a un menor porcentaje de quienes no incumplieron ninguna norma. Su implicación como infractores se acentúa a partir de los 75. «Los mayores de esta edad y hasta los 84 destacan por respetar menos las señales de stop, el paso para peatones o invadir el sentido contrario», revela el estudio. Y a medida que avanza la edad, más nos olvidamos del cinturón. La media de antigüedad de sus vehículos es de once años.

Fotos

Vídeos