Massanassa reparte el cheque bebé de 300 euros para usar en comercios locales

ADA DASÍ MASSANASSA.

Los bebés de Massanassa nacidos o adoptados a lo largo de este año llegarán con 300 euros bajo el brazo después de que el Ayuntamiento haya puesto en marcha las ayudas destinadas a cubrir el gasto que supone el aumento de la familia con un nuevo miembro.

La subvención se integra dentro de la línea de ayudas municipales denominadas 'Benvinguts a Massanassa' y se eleva hasta 500 euros en aquellos casos en los que ambos progenitores están en situación de desempleo, una innovación que no contemplan otras iniciativas similares en municipios de l'Horta.

Ambas cantidades, tanto los 300 como los 500 euros, sólo pueden utilizarse mediante la llamada 'Tarjeta bebé' en los comercios locales y durante el plazo de un año. «Esto nos permite, además de prestar una pequeña ayuda económica a las familias, fomentar las compras en el municipio», destaca el alcalde en funciones, Paco Comes. Los requisitos para poder optar a esta subvención son que al menos uno de los cónyuges esté empadronado en el municipio como mínimo un año continuado, que el recién nacido esté inscrito también en el registro municipal y estar al corriente de las obligaciones de pagos e impuestos municipales. En el caso de adopciones, se aplica a los menores de 10 años.

El Ayuntamiento de Massanassa, además, ha enviado una carta a los vecinos que han sido padres a lo largo de este año para informarles sobre estas ayudas y felicitarlos por la llegada del nuevo miembro de la familia.

El equipo de gobierno popular cumple así con uno de los puntos anunciados en su programa electoral, destaca Comes: «el de poner en marcha el cheque bebé», que se pretende «que tenga continuidad». El plazo para solicitar la ayuda estará abierto durante todo el año natural y la presentación de la documentación requerida en las bases se tendrá que hacer antes de los seis meses desde el nacimiento o la adopción del menor.

Fotos

Vídeos