Marzá solicita al Gobierno acceso diferenciado para interinos y nuevo personal

La Conselleria de Educación pedirá la convocatoria de 13.000 plazas para docentes en cuatro años

EP VALENCIA.

Evitar que las oposiciones del ámbito docente «no sean una lucha». Es un objetivo que se ha marcado el conseller de Educación, Vicent Marzà. Para alcanzarlo ha solicitado al ministerio un cambio en la normativa de función pública. La propuesta del responsable autonómico pasa por plantear un acceso diferenciado que permita estabilizar a los interinos y, al mismo tiempo, la integración de personal nuevo. «Esto no puede ser una lucha entre los que están fuera y los que están dentro, hay espacio para todos», aseveró Marzà.

La petición dirigida al Estado se conoció ayer, un día después de que la conselleria anunciara que propondrá a la Comisión Técnica de Seguimiento de Oferta Pública la convocatoria de 13.000 plazas para personal docente hasta el año 2021.

Marzà se pronunció sobre la situación del profesorado interino y remarcó que entre las metas a alcanzar por el Consell se encuentra «estabilizar las plantillas». Recalcó que están «al lado de los interinos y de los que aún no han accedido al sistema» y aclaró que que la apuesta de la conselleria «es clara: convocar un mayor número de plazas en oposiciones para que la gente de fuera pueda entrar en el sistema y la estabilización de los interinos».

El titular del departamento autonómico recalcó que «los necesitamos a todos», planteamiento al que siguió la explicación de la mencionada solicitud al ministerio para crear «un acceso diferenciado, que se funcionaricen los interinos y que se convoquen plazas nuevas, algo que sería posible y bueno para todos, ya que no competirían».

Mientras los cambios que ha solicitado al Gobierno no se produzcan, la Generalitat «debe dar más estabilidad con los instrumentos que tiene», es decir, «convocando el máximo número de plazas de oposiciones y con iniciativas como la adjudicación a los interinos de forma voluntaria de plazas por dos años».

Además de dar a conocer la solicitud lanzada al ministerio y los planteamientos que la apoyan, Marzà aclaró que la conselleria no puede «convocar oposiciones de forma diferenciada si el ministerio no hace ese cambio». Insistió en que la realidad que rodea a las plazas del ámbito docente «no puede ser una lucha entre los están fuera y los que están dentro; hay espacio para todos y si el Estado quiere apostar por una estabilización de las plantillas lo puede hacer».

En cuanto a la propuesta de 13.000 plazas que Marzà trasladará a la Comisión Técnica de Seguimiento de Oferta Pública contempla la oferta de 3.000 puestos para Infantil y Primaria, 5.000 en Secundaria y otros cuerpos docentes en 2019.

En 2020 habrá oposiciones a 2.500 plazas de libre acceso de Secundaria y otros cuerpos docentes, y en 2021 serán 2.500 plazas más para Infantil y Primaria, respectivamente.

Al dar a conocer estos datos, la conselleria explicó que el aumento de plazas libres que se ofertan por oposición son consecuencia de las diferentes negociaciones que ha llevado a cabo la Conselleria de Educación y el resto de consejerías de las comunidades autónomas con el Ministerio para asegurar una mejor consolidación y estabilidad de plantillas docentes.

Según el conseller, «de la propuesta inicial de plazas para oposiciones que hicimos, hemos conseguido casi cuadruplicar la oferta y eso la Generalitat lo hace efectivo dando prioridad a un tema como es la estabilidad de las plantillas en Educación».

La Federación de Enseñanza de CC. OO mostró su «satisfacción» y «apoyo» a la propuesta anunciada de convocar 13.000 plazas de libre acceso a los cuerpos docentes hasta 2021.

El Sindicat de Treballadores i Treballadors de l'Ensenyament del País Valènci advirtió de que «la línea roja que no está dispuesto a aceptar es que ningún docente interino sea expulsado del sistema».

Más

Fotos

Vídeos