María Antonia García Benau, candidata a rectora de la Universitat de València

«Para ser la mejor universidad de España necesitamos otra financiación»

María Antonia García Benau, acompañada de su equipo, frente al colegio mayor Luis Vives. / irene marsilla
María Antonia García Benau, acompañada de su equipo, frente al colegio mayor Luis Vives. / irene marsilla

La catedrática defiende la transformación digital, el relevo generacional para el personal, la política social y la exigencia ante la Generalitat

JOAQUÍN BATISTAVALENCIA.

Catedrática de Economía Financiera y Contabilidad, María Antonia García Benau tocó el rectorado con la yema de los dedos en 2010, se hizo a un lado en 2014 y ahora recupera su proyecto para, según dice, sacar a la universidad del estancamiento. Transformación digital, relevo generacional, igualdad y políticas sociales son algunos de los pilares que defiende su equipo, al que define como especialista y académico. Y libre de perfiles políticos, una característica más propia de tiempos pasados.

-¿Qué aporta su candidatura?

-Queremos recuperar la ilusión en la Universitat, que ha vivido un proceso de estancamiento y paralización importante. Y hace falta un revulsivo. Queremos llevar a cabo una gestión en la que el equipo, el concepto de trabajar de manera transversal, sea seña de identidad. Y queremos hacer política universitaria. No podemos dejar que la gestión nos coma. Un ejemplo. Quiero que siempre se pueda ofrecer el servicio universitario con la calidad que se necesita. ¿Y para ello qué tengo que hacer? Pues conseguir que mis profesores tengan relevo generacional, que se vayan formando nuevos docentes y tengo que darles entrada desde la plaza de ayudante.

-¿Cómo afrontaría la negociación del nuevo plan de financiación?

-No se puede ir a hablar con la Generalitat como si fuera una conversación de café. Hay que ir con exigencias, y para ello hay que saber muy bien de qué se está hablando. No se puede hablar de un plan de financiación plurianual que se concreta en un convenio, que luego se modifica con otro convenio y que ahora se diga que si se tiene que alargar. Hay que decir que eso no se puede hacer. Si coges la ejecución del presupuesto de la Universitat te das cuenta de los problemas que está provocando esta falta de financiación. Es importante ir a la Generalitat con cifras. Con lo que cubre la financiación autonómica es imposible un servicio tal y como lo tenemos concebido. Por ejemplo. Yo te doy un euro. ¿Puedes beber con ese euro? Sí, puedes beber agua. Pero yo no quiero que mis alumnos tengan agua. Quiero que tengan la mejor universidad de España.

-Destaque alguna medida que propone para los estudiantes.

-Crear entornos virtuales de aprendizaje, ahí hemos perdido el tren. Por ejemplo con cursos masivos abiertos y gratuitos (Mooc's). Tampoco basta con repositorios o con colgar cosas que se quedan ahí años. Hay que ser dinámico, impulsar herramientas como pueden ser blogs. También quiero que la universidad no sea un sitio de paso, sino de convivencia. Crearemos espacios culturales para ellos. Y quiero una universidad internacional, con acuerdos con empresas de otros países que permitan formación especializada en su ámbito y un aprendizaje de lenguas extranjeras. Es algo que queremos fomentar.

-¿Y para el PAS?

-Son fundamentales para la labor de la universidad. Crearé la figura de delegado de la rectora para el PAS, para hacer política del PAS. También fomentaré el relevo generacional, para que cuando se acerque la edad de jubilación puedan ayudar a gente que empieza, liberándoles de parte de la carga de trabajo. Una mentorización. Y el teletrabajo. Hay muchas funciones que podrían hacerse con esta modalidad. No puede ser inmediato, pero quiero iniciarlo.

-¿Y para el PDI?

-Liberarles de tareas administrativas. La queja más tremenda que he escuchado es que gran parte de su tiempo lo dedican a eso. Y fomentar el relevo generacional con la mentorización. Esto también supone crear más ayudantes, figura fundamental para empezar la carrera académica. Y crearemos un indicador de actividad del profesorado donde se pongan de manifiesto todas las tareas que hacen. Hay parte de nuestro trabajo que no se ve, por ejemplo, muchos pertenecemos a comités científicos de revistas, lo que supone definir políticas editoriales, revisar artículos... Ese indicador puede funcionar muy bien como herramienta de política universitaria.

-Hábleme de medidas sociales.

-En políticas de igualdad, queremos impulsar una flexibilización del horario de trabajo en función de si hay hijos a cargo, mayores... Buscaremos las opciones más racionales. La cuestión de crear guarderías o conciertos es una vieja reivindicación, incluso impulsar ayudas. Otra de las cosas que hemos visto es que muchos trabajadores tienen a su cargo a sus padres. Hemos pensado en impulsar el Racó Gran, un lugar de encuentro de mayores. Y nos parece interesante que esté con los alumnos para fomentar la convivencia y compartir tiempo y actividades.

-¿Qué es la universidad digital?

-Aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías para que nuestro trabajo sea más racional y organizado, sin duplicidades. Es un camino largo, de más de una legislatura. En este momento hay una duplicidad de tareas inimaginable. Soy profesora, tengo tarjeta para entrar en el parking de mi campus pero no vale en los otros pese a que trabajo con gente de otras zonas. Un sinsentido. O cuando te piden la hoja de servicios, en lugar de sacarla la propia Universitat tienes que pedírsela tú a la Universitat y mandarla. Queremos hacernos la vida más fácil. Tenemos un vicerrectorado para ello, para visualizar el compromiso.

-Se ha dicho que también encabeza una candidatura continuista.

-Entiendo que porque Ramón López -vicerrector- está conmigo.

-Y porque apoyó a Morcillo.

-En 2014 primó la lealtad institucional, no dejé de presentarme por falta de compromiso. Era un momento de crisis muy profundo, y era el momento de apoyar a la institución por encima de todo. No fue porque estuviera de acuerdo con el modelo de universidad de Esteban Morcillo. Hablé con él y me ofreció que una persona entrara en su equipo. Y fue Ramón. Decir que somos continuistas por esto es un argumento vacío, que en cuanto soplas se vuela y que no se sustenta bajo ningún concepto. Es claro que mi modelo de universidad no es el de Morcillo.

Fotos

Vídeos