Manises desata la locura

Clavarios repartiendo piezas de cerámica.
Clavarios repartiendo piezas de cerámica. / lp

Desde el año 1900, el municipio homenajea cada mes de julio el trabajo de sus artesanos locales Más de 30.000 piezas de cerámica se reparten durante la cabalgata

ELISABETH GARCÍA

valencia. Se lanzó el primer cohete. « Mascletà, mascletà» gritó un niño deseoso de que empezara cuanto antes la cabalgata. Luego vino el segundo y minutos más tarde, el tercero. Comenzaron a sonar los tambores, y empezó la Cabalgata de la Cerámica de Manises.

Ayer, niños, padres y ancianos estaban ansiosos por la llegada de esta fiesta, declarada de Interés Turístico Autonómico de la Comunidad Valenciana.

«Aquí, dame un vaso a mí», gritó una señora. Mientras unos rogaban a los clavarios que les dieran una pelota de plástico, otros luchaban por un jarro. Ocho carrozas repartieron en total más de 30.000 piezas de cerámica de origen manisero como platos, macetas y ceniceros, durante el recorrido de casi dos kilómetros. Los tambores de la Banda de Música de Manises sonaban al unísono desde el inicio del itinerario en la Plaça de la Llenya, pasando por la calle Molí de la Llum, Masia la Cova, Major, hasta llegar a la Avinguda Blasco Ibáñez.

A pesar del calor, los asistentes refugiados con gorros o abanicos transitaron las calles como cada año el 18 de julio, la víspera de la festividad de las santas Justa y Rufina, patronas del pueblo y de los ceramistas.

«Ya se ha roto uno», lamentaba una vecina de la localidad valenciana. Las manos de los adultos y las miradas de los más pequeños llegaban a las carrozas de los clavarios. «Tomad, para la sal y la pimienta», gritaba un manisero.

Felicidad, reencuentros y risas formaron parte de la cabalgata, la cual empezó en 1900 cuando los maniseros comenzaron a homenajear a los ceramistas y a su trabajo con la Fiesta de la Cerámica. El plato más cotizado es el de 'Les Santes', con la imagen y la fecha del año de la ceremonia, y la 'Escuraeta'.

Además, hasta el 1 de septiembre los apasionados por la cerámica podrán disfrutar de diferentes muestras de los propios artesanos locales en el Museo de la Fotografía de Manises.

Otro año más, la tradición y la cultura formaron parte del espacio y el tiempo en la localidad valenciana. Tanto maniseros como visitantes esperan deseosos la Cabalgata de la Cerámica de 2018.

Fotos

Vídeos