Los lugares abandonados más impresionantes de la Comunitat Valenciana

Pueblos deshabitados, construcciones escondidas y edificios derruidos cuyo pasado ha quedado en la memoria

G.MORANT
Preventorio de Aigües de Busot (Alicante)
Alex Domínguez
1

Preventorio de Aigües de Busot (Alicante)

De lujoso hotel-balneario a preventorio infantil. El preventorio de Aigües de Busot, en Alicante, ha tenido una larga y majestuosa vida desde su construcción a principios del siglo XIX por el arquitecto García Faria. En la actualidad nada queda de sus esplendoroso años como el hotel-balneario 'Miramar' con piscina, sala de juegos, dos capillas y otros servicios. Tampoco del Preventorio Nacional Infantil que albergó tras la guerra civil. Más bien, este edificio, situado en plena naturaleza, ha permanecido abandonado desde que en los años 60 el preventorio cerrara sus puertas. Preso del abandono y el vandalismo, el preventorio de Aigües de Busot ha sido el protagonista de numerosas leyendas sobre apariciones de fantasmas, sombras que se pasean por los pasillos y lloros de niños al anochecer.

La Cornudilla (Valencia)LP
2

La Cornudilla (Valencia)

Cerca de Requena, entre Los Ruices y Los Marcos, se encuentra La Cornudilla, una aldea compuesta por diferentes caseríos que fue abandonada entre finales de los años 50 y principios de los 60. "Desde entonces, el nombre de La Cornudilla está inscrito en la inquietante lista de «pueblos malditos» de España", cuenta la periodista Mado Martínez en su artículo sobre la aldea para la revista Año Cero. ¿Los motivos? Martínez y la investigadora Clara Tahoces visitaron las ruinas de La Cornudilla y entrevistaron a familiares y vecinos de aquellos habitantes. Todos contaban lo mismo. Los cerca de cuarenta residentes de la aldea decidieron abandonar sus casas presos del temor por la repetición constante de extraños sucesos. Unos hechos que persistieron en "la casa del ruido". Martínez relata en su artículo 'La aldea maldita de la Cornudilla' que los lugareños contaban que aquellos que vivieron entre las cuatro paredes de esta casa padecieron casos de poltergeist y escuchaban de manera repetida el sonido inquietante de unas cadenas. Algunas de las historias que rondan este caserío dicen que fueron los 'duendes' quienes provocaron que la casa se deshabitara. Una manera curiosa para explicar lo que allí ocurría.

Domeño Viejo (Valencia)LP
3

Domeño Viejo (Valencia)

Domeño viejo es la denominación que adquiere el territorio donde se encontraba originalmente la localidad valenciana Domeño, a unos 30 kilómetros de la disposición actual. Los habitantes de este 'viejo' municipio se vieron obligados a abandonar sus casas debido al alto riesgo de inundaciones que suponía la construcción del embalse de Loriguilla en 1979. En la actualidad nada queda de los edificios locales que observamos en la fotografía tomada en 2001. Un castillo musulmán, un gran salto de agua y el cementerio fue lo único que quedó en pie después de su total derribo. Y es justo este camposanto el protagonista principal en esta localidad abandonada. En diversos blogs dedicados al estudio de hechos paranormales cuentan que la forma física de este cementerio ha sido alterada por la sucesión de diversos rituales satánicos.

Psiquiátrico infantil La Humanitat de Cheste (Valencia)Fran Recio
4

Psiquiátrico infantil La Humanitat de Cheste (Valencia)

Este edificio propiedad de la administración local se encuentra completamente en ruinas. Poco se sabe de su historia y muchos son los mitos que lo rondan. El psiquiátrico de Cheste albergó desde mediados del siglo XX hasta el año 2000 a niños con problemas mentales. De sus instalaciones llenas de escombros, grafitis y basura quedan únicamente los resquicios: las mirillas por las que vigilaban a los enfermos desde los pasillos, las bañeras de los baños comunes, utensilios de trabajo y papeles de épocas pasadas. Sobre su cierre poco se conoce.

Loriguilla viejo (Valencia)LP
5

Loriguilla viejo (Valencia)

La historia se repite. A tan solo 5 kilómetros del actual emplazamiento de Loriguilla se encuentra un altozano que hasta en 1968 ubicaba el antiguo pueblo con el mismo nombre, abandonado tras la construcción del embalse con el que actualmente linda. 40 años de abandono que solo han dejado en pie las ruinas de la Iglesia de San Juan Bautista, la Ermita de la Soledad y algunos corrales. En 2008 el Ayuntamiento dispuso junto a la iglesia un complejo rural formado por ocho casas rurales que recuerdan a las antiguas estructuras del entramado urbano de Loriguilla viejo.

Fábrica de muñecas de porcelana de Segorbe (Castellón)Fran Lens
6

Fábrica de muñecas de porcelana de Segorbe (Castellón)

Las muñecas de porcelana del artesano valenciano Ramón Inglés son famosas en toda España. Y fue aquí, en esta fábrica situada entre Altura y Segorbe, donde tomaron vida. En 1970 los hermanos Inglés instalaron su fábrica en este edificio, levantado en el siglo XVII por los frailes de la Cartuja de Valldecrist. Unos años después, el auge de la marca Lladró y la muerte de Ramón precipitaron su cierre. Desde entonces el edificio ha permanecido abandonado junto a los restos de moldes, y extremidades de muñecas. El edificio se encuentra declarado en ruinas por los técnicos urbanísticos del Ayuntamiento de Segorbe desde finales del año pasado.

Santuario de la Virgen de la Balma (Castellón)G. Morant
7

Santuario de la Virgen de la Balma (Castellón)

El Santuario de Balma, situado en Zorita del Maestrazgo, Castellón, es un Monumento Histórico Nacional muy característico ya que está incrustado en la ladera rocosa de una montaña y parece estar suspendido en el aire. Este lugar, esconde entre sus paredes leyendas de exsorcismos e historias de sanaciones a gente "poseída". Alardo Prats y Beltrán (1903-1984) dejó constancia escrita de lo aquí pasaba en su libro-reportaje 'Tres días con los endemoniados. La España desconocida y tenebrosa'. Este periodista cuenta cómo vivió los rituales tenebrosos de exorcismo que permitían la curación de los endemoniados, la mayor virtud de la Virgen de la Balma. De todo aquello, vivido hasta acabada la Guerra Civil, pocas cosas quedan. Relatos escritos por periodistas de la época que coinciden con lo contado por Prats, fotografías de testigos presenciales y lo más impactante, una habitación llena de objetos que reproducen partes del cuerpo humano. Los restos de cabezas y extremidades de cera de los exvotos en agradecimiento de los familiares de enfermos que la virgen había sanado y que han quedado custodiados en una habitación cerrada desde que en 2009 los familiares de aquellas personas denunciaran la publicación de fotografías en los medios de comunicación. Y es que, como cuenta Clara Tahoces, grafopsicóloga, escritora y redactora de Cuarto Milenio, cada 8 de septiembre acudían hasta la Balma gente de todas la comunidades con familiares enfermos, patologías que ahora se identificarían como problemas mentales, pero que en el pasado los reconocían como 'posesos'. Durante esa noche, y después de las romerías, perfectamente descritas por Prats en su libro, encerraban a los 'endemoniados' en el fondo de la cueva y a través de unos rituales los sanaban. El Santuario de la Virgen de Balma no se trata realmente de un lugar abandonado, ya que ha sido recientemente restaurado y en la actualidad está abierto al público que sigue visitando la ermita diariamente.

La colonia de Santa Eulalia (Alicante)LP
8

La colonia de Santa Eulalia (Alicante)

Entre Villena y Sax se esconde un rincón misterioso. La colonia de Santa Eulalia, lugar de grabación de algunas escenas exteriores de la serie de Canal 9 l' Alquería Blanca, permanece en un lamentable abandono. Lo que en antaño era "rica hacienda rural" que rebosaba de vida con un gran palacio, viveros, estación de ferrocarril, lavadero, varias fábricas y hasta el Teatro Cervantes, ahora es un lugar preso por las leyendas e historias de miedo. La periodista Mado Martínez destaca en su artículo 'Los espectros de Santa Eulalia' que "hoy en día muchos de sus edificios más emblemáticos, como el Teatro Cervantes, la antigua fábrica de harinas y el palacio de los condes, se encuentran en la más absoluta de las ruinas. El abandono se deja notar". Como cuenta Martínez en su artículo, a finales del siglo XIX nació esta "microciudad autosuficiente en mitad del campo" del legado de Antonio de Padua Saavedra, conde de Alcudia, y la ayuda del vizconde de Alcira y su esposa María Avila Peña. De hacienda próspera bajo la titularidad de María Avial pasó a ser una gran fuente de deudas y ahora un lugar preso por las psicofonías y los seres fantasmales.

Fotos

Vídeos