Las lluvias ocasionan goteras en el Clínico y en el centro de salud de la Malvarrosa

Representantes de los trabajadores denuncian que las precipitaciones agravan los problemas estructurales del hospital

LAURA GARCÉS VALENCIA.

Las instalaciones sanitarias no se han librado de las consecuencias de las lluvias. El Hospital Clínico y el centro de salud de la Malvarrosa se vieron el martes afectados por las goteras hasta el punto de que algunas zonas sufrieron inundaciones, según denunciaron representantes sindicales. Manuel Rodríguez representante del Csif en el centro sanitario de Blasco Ibáñez lamentó que «en el comedor del área de psiquiatría, en la planta séptima» se han visto goteras, como también en un pasillo. Esta situación aseguran que ya se sufrió el año pasado, dando lugar a que el Csif reclamará una reparación.

Esta formación sindical no sólo denunció la detección de estas filtraciones en el área mencionada, también refirió otras circunstancias que a su juicio se relacionan con la confluencia de las lluvias y los problemas estructurales del edificio. A las precipitaciones de los últimos días añadieron los problemas en las que se encuentran algunas estructuras de la infraestructura sanitaria, algo que la «lluvia de estos días ha agravado».

Citaron algunos espacios del hospital donde constataron filtraciones como la entrada de reanimación, en la unidad de cuidados intensivos, donde «se han tenido que colocar cubos debido a la continua filtración». A todo ello añadieron que también se han localizado goteras en el almacén del primer sótano.

Ante este escenario, el CSIF exigió una infraestructura en condiciones para poder atender a los pacientes y para que los profesionales «puedan desarrollar su labor de la manera más adecuada».

Otro edificio donde las goteras han aparecido en los últimos días es el centro de salud de la Malvarrosa. En estas instalaciones, adscritas al departamento de salud del Clínico, los trabajadores y los pacientes se enfrentaron a la inundación de la planta baja, donde fue necesario realizar una rápida intervención para absorber el agua.

Los servicios afectados, tal como explicaron desde UGT, fueron administración y el gimnasio de rehabilitación. José Santamaría, representante de este sindicato, aseguró que las condiciones en las que quedaron las instalaciones descubren «falta de mantenimiento». Al mismo tiempo insistió en que «habitualmente» en días de lluvia el centro de salud se enfrenta a un escenario similar.

Fotos

Vídeos