Las lluvias en el interior dan paso a un repunte del calor

D. G.

Las lluvias que se registraron ayer en el interior de la Comunitat, y que dejaron acumulados de unos nueve litros en puntos como Torrebaja, en el Rincón de Ademuz, o más de ocho en el municipio de Barx, de la comarca de la Safor, darán paso hoy a un repunte de las temperaturas máximas, que han llevado a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a activar el aviso nivel amarillo en el interior de Valencia y el sur de Alicante, donde el mercurio podría alcanzar los 38 grados.

Además, y en esta línea, el litoral de la provincia de Alicante registró la noche del martes unas temperaturas mínimas de 28 grados en varios puntos, como la capital o su aeropuerto, por lo que provisionalmente esta zona vivió la noche más cálida desde que hay registros. Según los registros de Aemet, el aeropuerto de El Altet no bajó de los 28 grados, la ciudad de Alicante alcanzó los 27,8; Benidorm, 27,7; Xàbia 27 y Pego 26,7 grados.

Por último, el pasado mes de julio en la Comunitat dejó temperaturas superiores a los 40 grados en el interior del territorio, lo que lo convierte es un mes «anormalmente cálido» en estas zonas, así como húmedo en la provincia de Alicante, lo que supone una paradoja por tratarse, tradicionalmente, del mes más seco del año en la Comunitat. Así se desprende del avance climatológico de julio realizado por la delegación valenciana de Aemet, que apunta a temperaturas de hasta 42,8 grados en zonas como Jalance (dos más del promedio normal), 42,2 en Alcoy y 42 en Utiel. Por contra, el calor en las zonas costeras se ha visto combatido por el típico régimen de brisas, que han refrescado algo el territorio en la franja litoral y prelitoral.

Fotos

Vídeos